Avión en vuelo. Fotografía: ATCpress

‘¿Es usted piloto y paga por volar?’: macroencuesta de Eurocontrol sobre cultura de la seguridad

Share this post

Eurocontrol quiere saber qué nivel de salud tiene en Europa la cultura de la seguridad en la aviación comercial, cómo son las condiciones en que prestan sus servicios los pilotos comerciales y, sobre todo, cómo reaccionan las aerolíneas cuando los máximos responsables de las aeronaves reportan problemas que puedan entrañar riesgos para la navegación. El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) divulgó este lunes el enlace a través del cual los profesionales pueden contestar a esta encuesta de forma totalmente anónima y confidencial. “¡No queremos vuestros nombres!”, enfatiza Eurocontrol en el preámbulo de la macroencuesta, que quiere hacer llegar a veinte mil profesionales de las compañías que operan en Europa.

Parte de las preguntas ya son toda una declaración de principios. La encuesta, impulsada de forma conjunta por la London School of Economics con Eurocontrol y la Comisión Europea a través de sus objetivos 2020 respecto a la seguridad en el Cielo Único Europeo, quiere comprobar en primer lugar cómo son las relaciones de trabajo entre los pilotos y cuánto se han precarizado con nuevas fórmulas que pueden comprometer la seguridad.

Así, la encuesta pide a los participantes que declaren si pagan por volar, si trabajan como autónomos a través de empresas interpuestas o si son contratados por horas. Aunque la encuesta no entra a valorarlo en ningún caso, se trata de tres de las fórmulas de precarización que más han avanzado en la aviación comercial tras la irrupción de las nuevas aerolíneas de bajo coste y que reciben frecuentes críticas de muchos sectores profesionales por los riesgos potenciales que pueden entrañar para la seguridad. La fórmula de pago por volar convierte en trabajadores de bajísimo coste a los pilotos en formación que han de acumular horas, mientras que los contratados por horas o los autónomos fichados a través de empresas interpuestas ven fuertemente comprometido su margen para reportar incidencias de seguridad.

Y éste precisamente el aspecto en el que hace más hincapié la encuesta: de todos sus capítulos, el que acumula un mayor número de preguntas (26) se refiere al comportamiento habitual de los pilotos respecto a la notificación de incidencias de seguridad y, lo que es más importante, la reacción de las compañías cuando éstas se producen.

“¿Los pilotos que comunican incidencias de seguridad son vistos como problemáticos?”. Esta es una de las preguntas que se hace a los profesionales, que analiza desde veintiséis ángulos diferentes cómo se abordan las notificaciones de seguridad por parte de las aerolíneas y si la aviación comercial se encamina hacia niveles más altos de protección de tripulantes y pasajeros o, por el contrario, de mayor laxitud.

La encuesta también pide a los profesionales que detallen en cuántos incidentes de seguridad se han visto envueltos a lo largo de sus trayectorias y cuántos de ellos podrían considerarse de alta severidad o lo que es lo mismo, de alto riesgo. El estudio también aborda otro importantísimo elemento para la seguridad: el cuidado de los profesionales y el nivel de cansancio y fatiga que pueden llegar a acumular durante la realización de su trabajo, otro de los aspectos en los que, a juicio de los profesionales, se ha producido un retroceso debido a la lowcostización del sector aéreo.

Share this post

No comments

Add yours