Greenpeace denuncia a la Armada por lesiones y daños en su embestida en aguas canarias

Share this post

Tres activistas resultaron heridos y las embarcaciones quedaron dañadas

Fotografía: Greenpeace

Greenpeace España ha presentado ante el Juzgado de Instrucción de la Audiencia Nacional una denuncia contra el jefe al mando del buque militar de la Armada española de acción marítima Relámpago y contra los tripulantes de sus barcas neumáticas, por un delito de imprudencia grave con resultado de lesiones y por un delito de daños. La organización ecologista, que este domingo se sumó a una protesta en Canarias contra el petróleo, explica que la denuncia “es consecuencia de la actitud imprudente” de dichas autoridades durante la protesta pacífica realizada en apoyo a la ciudadanía canaria contra las prospecciones de petróleo en noviembre del año pasado.

Greenpeace se manifestaba frente al buque de perforación Rowan Renaissance contratado por la petrolera Repsol para iniciar sus prospecciones cerca de las costas de Lanzarote y Fuerteventura el 15 de noviembre de 2014, cuando embarcaciones de la Armada española, procedentes del patrullero de altura Relámpago, embistieron en repetidas ocasiones a las lanchas neumáticas de Greenpeace. Esto causó la caída al mar de una de las activistas, que sufrió una fractura abierta de tibia en la pierna izquierda. Otros dos activistas también resultaron heridos y las embarcaciones de la organización quedaron altamente dañadas.

La organización ecologista recuerda que todo lo sucedido puede comprobarse en las imágenes de la protesta pacífica. Greenpeace presenta esta denuncia en nombre del capitán del barco Arctic Sunrise del que partieron sus lanchas neumáticas y de los tres activistas lesionados.

“La actitud de las autoridades durante esta protesta pacífica contra las prospecciones en aguas canarias ha sido desproporcionada e imprudente, defendiendo los intereses de una multinacional”, ha declarado Mario Rodríguez, director de Greenpeace España. ”Lo que tiene que hacer el Ministerio de Industria es dar por caducada definitivamente la autorización que concedió a Repsol para buscar petróleo o gas en esas aguas, y escuchar a la sociedad canaria, que no desea un modelo energético basado en fuentes peligrosas y contaminantes, sino un modelo sostenible con energías renovables”

La activista más gravemente herida durante la protesta ha sufrido desde entonces dos operaciones quirúrgicas y se encuentra en el proceso de rehabilitación para recuperar toda la movilidad de la pierna en su Italia nata, indica la organización ecologista.

Greenpeace se sumó este domingo a la cadena humana convocada en diversos puntos del Archipiélago en protesta por el vertido de fuel procedente del pesquero ruso Oleg Naydenov y en defensa de un modelo energético basado en las energías renovables, como se puede ver en la imagen captada en Maspalomas, en el sur de Gran Canaria.

 

Share this post

No comments

Add yours