Alerta contra el ‘decretazo’ turístico: “Nos quieren quitar los ahorros de nuestra vida”

Share this post

La Plataforma de Afectados por la Ley Turística echa a andar en el Sur de Gran Canaria con una advertencia: “Estaremos aquí hasta que se respeten nuestros derechos y nuestras casas”

La PALT da consejos de autoprotección a los propietarios de apartamentos y bungalós ante la pérdida de derechos y desafía a los autores de la ley turística: “No contaban con que los canarios sabemos leer”

 

Fotografías: Alejandro Ramos

 

‘No’ al Plan General de San Bartolomé de Tirajana. ‘No’ al decretazo que desarrolla la ley de Modernización Turística de Canarias. Y ‘No’ a los planes de rehabilitación y competitividad. Con este triple rechazo echó a andar este 7 de octubre la Plataforma de Afectados por la Ley Turística en San Bartolomé de Tirajana, el mayor municipio turístico de Gran Canaria. “Nos quieren quitar los ahorros de nuestra vida, la herencia que recibimos de nuestros padres, el legado que queríamos dejar a nuestros hijos”, alertó la vicepresidenta de la PALT, Maribe Doreste (pincha aquí para ver el vídeo). Pero “si vienen a por alguno de nosotros, saltaremos todos a una”, advirtió el presidente de la plataforma, Blas Padrón. Un millar de pequeños propietarios de apartamentos y bungalós en el municipio turístico, entre ellos muchos extranjeros de varias nacionalidades, acudió este miércoles a la primera llamada de la PALT, cuyo objetivo es lograr el derribo del conjunto normativo que les excluye de todo uso de su propiedad, les obliga a ceder su gestión turística a un tercero y les expone incluso al riesgo de una transmisión forzosa de la propiedad a un tercero.

La plataforma se presentó este miércoles en sociedad con una puesta en escena que cuidó especialmente un objetivo didáctico: desgranar una a una todas las piezas normativas que confluyen en el objetivo común de prohibir a los legítimos titulares de miles de apartamentos y bungalós el libre uso de sus inmuebles y forzar su gestión o incluso su traspaso a un tercero. Un “disparate legislativo que no nos tiene en cuenta y que han hecho sin contar con nosotros”, comenzó Padrón. Frente a este desprecio a la voluntad de los ciudadanos, la plataforma alerta: “Estaremos aquí hasta que digan que respetan nuestro derecho a decidir qué hacer con nuestra casa, con nuestro apartamento, nuestro derecho a residir libremente, a alquilar libremente, a la segunda residencia, nuestro derecho a la propiedad y a la libre competencia. Por eso estamos aquí todos unidos” (pincha aquí para ver esta intervención en vídeo).

Con una esmerada presentación que incluyó la misma explicación en inglés y en alemán, la Plataforma lanzó este miércoles varios consejos de autoprotección a los pequeños propietarios para que no caigan en ninguna de las trampas que contiene el bloque normativo integrado por la Ley de Modernización aprobada por el Parlamento en 2013, el decreto-reglamento aprobado en mayo por el Gobierno canario en funciones apenas diez días antes de las elecciones autonómicas y el PGO de San Bartolomé de Tirajana, igualmente redactado por el Ejecutivo a través de Gesplan y que desató este verano la alarma entre miles de propietarios.

Doreste explicó que la movilización comenzó en una reunión de apenas 30 personas que en poco tiempo ya eran 400. Y que una de las peores dificultades fue convencer a los potenciales afectados del peligro que se les venía encima. Porque nadie se podía creer, relató Doreste, que el bloque normativo pretendiera prohibir todo uso de su propiedad a los verdaderos titulares. “Lo que más nos costó fue convencer a la gente de que esto era verdad”.

La vicepresidenta de la PALT desgranó los consejos de autorprotección. Consejo número uno: no dejarse embaucar por los planes de modernización y mejora de la competitividad descritos en la ley, que a cambio de incentivos de la Comunidad Autónoma dejan maniatados a los pequeños propietarios a la imposibilidad de volver a usar su inmueble de forma privativa. Consejo número dos: si los propietarios acceden a ceder la gestión turística de sus inmuebles a una explotadora, cuidado con lo que firman.

La PALT recomienda a todos los propietarios que, incluso en caso de cesión de la gestión turística, se reserven expresamente la representación directa en las juntas de propietarios. “Porque no sabemos lo que van a votar por nosotros. Y si con ese voto pretenden cambiar el título constitutivo de la propiedad, puedo encontrarme con que lo que era mi casa ahora es la habitación de un hotel”.

Tanto Doreste como Padrón pidieron a todos los presentes que trasladen el mensaje a todas las personas que puedan estar afectadas en el futuro, cuando se extienda el efecto del bloque normativo a otros municipios turísticos como Mogán o Arona, en el Sur de Tenerife. La vicepresidenta de la PALT fue especialmente dura cuando, sin citarlos, se refirió a los autores de este conjunto normativo. “No contaban con que los canarios sabemos leer e interpretar las leyes”, dijo.

Pero no se paró ahí. “Quieren quedarse con los ahorros de nuestra vida, con el trabajo de nuestra vida, con la herencia de nuestros padres, con la herencia que pensamos dejarle a nuestros hijos… Y ya nos han hecho un daño tremendo, porque nuestra propiedad vale cero, porque con este plan nadie va a querer comprarnos nuestra propiedad, a sabiendas de que no podrán usarla”.

También arremetió contra las “nubes de humo” que intentan ocultar la verdadera realidad de los efectos jurídicos. Y citó entre ellas la paralización del decreto sobre el alquiler vacacional decidido por el Parlamento de Canarias. Doreste se preguntó para qué sirve esa paralización si de todos modos el otro decreto “nos echa de nuestras casas”.

Igualmente dura fue la responsable de organización de la PALT, Rosa Fey, que adelantó la voluntad de la plataforma de llegar a Madrid y a Europa si es necesario para paralizar este conjunto de normas que “nos quita derechos adquiridos y nos amenaza con multas desproporcionadas que pueden arruinar a cualquier familia”. Fey se refería a los apartados de la ley y el decreto que establecen la posibilidad de que los propietarios sean sancionados con multas de hasta 300.000 euros al calificarse como falta muy grave dar a los apartamentos usos residenciales y no turísticos.

“Hemos luchado por la democracia y contra las decisiones unilaterales, pero nos quieren quitar los derechos adquiridos y es intolerable”, remató Fey (pincha aquí para ver su intervención en vídeo). Cuando la asamblea ya finalizaba, toda la junta directiva se ajustó una camiseta con el eslogan central de la movilización (“No al Plan”), mientras por la megafonía sonaba simbólicamente el himno a la lucha canaria de Los Sabandeños (pincha aquí para ver el vídeo).

 

Share this post

1 comment

Add yours
  1. Ray 9 octubre, 2015 at 10:31 Responder

    El incertidumbre y miedo provocado por estos leyes ya tienen un efecto para toda el Sur, no solo para los propietarios. Teniamos una reserva para Diciembre hasta Febrero, apalabrado y con una fianza pagada. La dueña comprensiblemente se ha visto obligada a cancelar la reserva por falta de claridad en sus derechos de alquiler. Entonces nosotros hemos quedado sin bungalow, nos vemos obligados a mirar por otros sitios, e igual ahora no iremos a Canarias. Si el año pasado gastabamos 10.000 euros en nuestra estancia, y suponiendo que nuestro caso no es unico, cuanto va a ser las perdidas globales en la economia Canaria en restaurantes, taxis, bares, excursiones etc etc. Saludos desde Inglaterra y envio mi apoyo a todos los propietarios afectados.

Post a new comment