Aprocta cree insuficiente el análisis de Enaire sobre el cierre de la pista de Madrid-Barajas

Share this post

El cierre de una de las cuatro pistas restará un 20 por ciento de capacidad operacional al aeropuerto madrileño

Rosa Cárdenes (@rosacardenesd)

La Asociación Profesional de Controladores de Tránsito Aéreo (Aprocta) considera insuficiente el Informe de Evaluación de Seguridad (IES) realizado por Enaire con las modificaciones y el impacto operacional que causará el cierre de una de las pistas del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, que estará inoperativa a partir de mañana y por espacio de un mes por obras de renovación del pavimento. Según Aprocta, dicho informe no incluye planes de contingencia (PCATS) ante cualquier incidencia y elementos básicos como la separación de las aeronaves a aplicar durante el cierre temporal de la pista 18R/36L.

Aprocta, como comenta su presidente, Jesús Gómez Lera, se ha dirigido a la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA) y Enaire en una carta en la que expone algunas dudas como que se establezcan salidas para otra de las pistas, “la 36 derecha, sin hacer los estudios necesarios, desde nuestro punto de vista, acerca de esta modificación. AESA dijo que contestaría a estas dudas y creo que tendremos respuesta”, señala.

Igualmente, Aprocta considera que las modificaciones en el aeropuerto a causa del cierre de la pista deberían de incluir un área de bloqueo para aquellos casos en los que se produzca una frustrada durante la aproximación de un avión. “Todas las maniobras instrumentales llevan asociadas lo que llamamos una aproximación frustrada, y esta área de bloqueo permite mantener unos tiempos para que esa situación no derive en espera para otra aeronave”, explica Gómez. De esta manera se evita que frustradas en la pista de aterrizaje afecten a las operaciones en la de despegue.

.Por otra parte, y en opinión del presidente de Aprocta, los usuarios del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas deben de conocer cuál será la situación a partir de este viernes, pues el cierre de la pista supondrá, según estimaciones de la asociación, una reducción del 20 por ciento de la capacidad operacional, sin tener en cuenta ni meteorología ni tráficos que exijan mayor separación entre aeronaves, entre otros factores, lo que puede retrasos sobre todo en hora punta. “Es importante saber que si hay demoras es porque una de las pistas del aeropuerto está cerrada”, indica Gómez, en este caso por decisión de AENA para llevar a cabo obras de renovación en una pista que está operativa desde el año 1998.

 

 

Share this post

No comments

Add yours