Arquitectos de pico y plumas

Share this post

‘Hogar, dulce hogar’ enseña las estrategias de especies de animales en la construcción del nido, un elemento fundamental para su supervivencia. La muestra se puede contemplar en el Museo de la Naturaleza y el Hombre de Tenerife

Rosa Cárdenes (@rosacardenesd)

Unas maquetas construidas a gran escala y sencillas explicaciones sobre la biología reproductora de los animales hacen de la exposición ‘Hogar, dulce hogar. Una estrategia de supervivencia’, una amena y curiosa muestra que tiene como protagonista a especies que habitan en Canarias. La exposición se halla en el Museo de la Naturaleza y el Hombre de Santa Cruz de Tenerife, un impresionante edificio y una moderna galería recomendada a los viajeros que visitan la ciudad de Santa Cruz de Tenerife.

Cada especie animal cuenta con su propia estrategia en el momento de la reproducción, por eso, hasta los lugares más inverosímiles resultan trascendentales cuando deciden comenzar la construcción de sus correspondientes hogares, se señala en la parte expositiva. El público puede comprobar cómo cada uno de los nidos es diferente, bien por su tamaño, por los materiales empleados o por el grado de complejidad en su elaboración. Nidos a ras del suelo, nidos a media o alta altura para diferentes especies de animales, entre las que se encuentran algunas aves, insectos como el cigarrón palo majorero o incluso el lagarto gigante.

Es conocido que los nidos tienen una función crucial en la vida de las aves pues son el hogar donde se incuban y crecen los pollos hasta ese momento de sus vidas en el que toca coger el vuelo. Menos conocido por el público es el proceso de elaboración y los materiales empleados, y ese es parte del contenido de una de las exposiciones temporales de este museo del Cabildo de Tenerife.

Las palomas y tórtolas construyen ‘hogares’ rudimentarios, toscos y de apariencia frágil, el canario hace un nido pequeño y sencillo de material fundamentalmente vegetal, mientras que el pinzón vulgar realiza “una verdadera obra de arte”. Además de un confortable interior de plumas, el exterior del nido de esta especie es una mezcla de fibras vegetales, musgos y líquenes que le brinda un considerable grado de camuflaje entre la vegetación en la que nidifica, fundamentalmente laurisilva y pinar, se explica en la parte expositiva.

Una gran maqueta sobre el águila pescadora preside la sala de exposición. Este animal es un referente en la avifauna de Canarias, una especie que guarda una notable fidelidad a sus lugares de reproducción. Justo antes del momento reproductor, estas aves reparan los nidos añadiendo nuevas ramas y con el paso de los años estos amasijos de ramas crecen hasta alcanzar alturas cercanas a los dos metros.

También está representada otra especie endémica de las Islas que se reproduce, en este caso, a ras del suelo, el lagarto gigante. La puesta de los huevos es enterrada en zonas arenosas blandas y abandonadas a su suerte. En esas condiciones permanece hasta dos meses y los pequeños lagartos deberán valerse por sí mismos desde el momento en que nacen.

Además de los nidos que construyen diferentes especies de animales, ‘Hogar, dulce hogar’ dedica un espacio a las cajas nidos que fabricó, por primera vez, el naturalista Charles Waterton. Con el paso del tiempo el empleo de cajas nido ha supuesto el aumento de lugares de reproducción para muchas especies, algunas amenazadas por la disminución de sus lugares habituales de reproducción, indica uno de los paneles informativos.

Un pequeño montaje de video sintetiza la gran variedad de hogares que ofrece la maravillosa naturaleza. La exposición se encuentra en una de las numerosas salas del Museo de la Naturaleza y el Hombre, situado en lo que en un día fue el antiguo Hospital Civil de Nuestra Señora de los Desamparados. Se trata de un gran edificio de la arquitectura neoclásica que data del año 1745, cuyo interior se rehabilitó en distintas fases hasta convertirlo en el gran proyecto museístico que es hoy en día.

Alberga el Museo de Ciencias Naturales de Tenerife, el Museo Arqueológico de Tenerife y el Instituto Canario de Bioantropología, y el laboratorio de conservación de colecciones, entre otras dependencias. Un lugar que combina exposiciones temporales y permanentes y en cuyo recorrido se puede contemplar el rico patrimonio natural de Canarias y la cultura de los guanches, los antiguos pobladores de las Islas.

Tags Tenerife

Share this post

No comments

Add yours