Ashotel: “Regular por ley la plantilla en hoteles es inconstitucional”

Share this post

La enmienda socialista que votará el Parlamento canario, según la patronal hotelera, vulnera la libertad de empresa y rompe la unidad de mercado

La Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, Ashotel, advierte al pleno del Parlamento de Canarias, que este martes vota definitivamente la reforma de la Ley 2/2013 de Renovación y Modernización Turística de Canarias, que establecer por ley plantillas mínimas en los establecimientos hoteleros es inconstitucional y vulnera la libertad de empresa. Esta enmienda al texto que se votará en el pleno de la Cámara canaria, y que defenderá el Grupo Parlamentario Socialista, rompe al mismo tiempo el principio constitucional de unidad del orden económico nacional, es decir, la unidad de mercado, recogida en el artículo 139 de la Constitución española.

Según el texto de la enmienda, se busca regular en el sector canario de la hostelería que las plantillas de trabajadores cumplan “las condiciones de dotación mínima de personal, en diferentes categorías, establecidas reglamentariamente”. Además, se añade que “el Gobierno de Canarias, en la reglamentación turística, establecerá la dotación mínima de personal en función de la categoría y la circunstancias del establecimiento”.

Ashotel ha encargado un informe sobre esta enmienda a su asesor Manuel Álvarez de la Rosa, catedrático de Derecho del Trabajo, en el que se advierte de la “flagrante inconstitucionalidad”, porque “vulnera” hasta cuatro principios recogidos en la Carta Magna Española: la libertad de empresa (artículo 38)  de la la unidad de mercado (artículo 139), el reparto competencial entre el Estado y las comunidades autónomas, concretamente la competencia exclusiva estatal en materia de ‘legislación laboral’ (artículo 149.7) y la expresa reserva de Ley (artículo 53.1).

Entre otras cosas, el informe indica que “fijar una plantilla mínima en la hostelería supone una planificación económica de tal magnitud que supone, sin más, la directa intromisión de los poderes públicos en la organización, puesta en marcha y competitividad de las actividades alojativas”.

Ashotel ha trasladado a los grupos parlamentarios, y en especial al Grupo Socialista, su planteamiento y se ha molestado en explicar las veces que hayan sido necesarias los motivos por los cuales se opone a implantar plantillas mínimas en establecimientos hoteleros.

 

 

 

 

 

 

 

Share this post

No comments

Add yours