Bloqueada la cuenta de @controladores en Twitter en pleno conflicto con Enaire

Share this post

El perfil, que siguen 33.700 usuarios, quedó suspendido por segunda vez en dos semanas, esta vez durante tres días, por un simple mensaje que hace referencia a la búsqueda por parte de Enaire de voluntarios para hacer turnos de horas extras en Barcelona

La cuenta en Twitter de @controladores aéreos, con 33.700 seguidores y que se ha convertido en un canal de información imprescindible sobre las incidencias en el transporte aéreo español, ha quedado silenciada desde el viernes hasta este lunes 10 de agosto a causa de un bloqueo de la propia red social que los profesionales de tránsito aéreo vinculan a presiones del gestor de navegación aérea, Enaire, para que este perfil no informe de la petición de voluntarios para cubrir horas extras durante el mes de agosto. Ante el silencio forzoso de la cuenta de @controladores, la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) utilizó el viernes su propio perfil (@uscanet) para explicar lo sucedido: Twitter notificó a @controladores que su cuenta permanecerá bloqueada por infringir las normas hasta que no elimine un mensaje en el que hacía referencia a la petición de horas extras por parte de Enaire. Es la segunda vez que esta cuenta ha sido bloqueada en los últimos 13 días, en medio de un creciente conflicto entre Enaire y los controladores aéreos por un despido en Santiago y la aplicación de sanciones disciplinarias a 61 profesionales de Barcelona. La dirección de Comunicación del gestor de navegación aérea respondió el sábado a una consulta de esta web y aseguró que “Enaire no ha censurado ninguna cuenta en Twitter”. El bloqueo se ha levantado a última hora de la tarde de este lunes y la cuenta ha vuelto a quedar operativa. En ella, los controladores han copiado los tuit que han tenido que borrar, todos ellos relacionados con las horas extras, y también las razones genéricas esgrimidas por Twitter para proceder a la suspensión temporal de actividad de una cuenta.

El tuit cuya eliminación había exigido Twitter desde el pasado viernes para reactivar la cuenta de @controladores decía lo siguiente: “Todos los días de agosto, en todos los servicios, falta personal de horas extra en #Barcelona. Mientras, expedientan”. El mensaje añadía un enlace que dejaba ver el pantallazo de un móvil con una notificación interna. Esta notificación decía lo siguiente: “GTURNOS: Se necesitan voluntarios de HHEE para servicios de MAÑANA-TARDE-NOCHE de TODO EL MES DE DE AGOSTO. Interesados: …” Aquí se añadía el número de un teléfono fijo al que se le habían pixelado parcialmente tres cifras. No es la clave de ningún botón nuclear, pero aparentemente sí la causa de que la cuenta de los controladores aéreos haya sido silenciada por segunda vez en menos de dos semanas.

El primer bloqueo, en una secuencia idéntica, se produjo el pasado 27 de julio, justo al día siguiente de la última jornada de paros parciales en los centros de control aéreo contra el despido de Santiago y los expedientes de Barcelona. En aquella ocasión, el bloqueo fue muy corto porque los controladores accedieron de inmediato a borrar el tuit y así rehabilitar su cuenta. Sin embargo, este procedimiento les impidió pedir una explicación a Twitter de por qué ha sido bloqueada su cuenta. En esta segunda ocasión, los controladores confíaban en poder acceder a una explicación de la red social. Desde que se produjo el bloqueo, el tuit de la discordia no podía ser visualizado por los usuarios porque había sido aparentemente blindado por la red social, pero aún así, la cuenta permaneció bloqueada durante tres días. Los usuarios podían leer los mensajes escritos hasta el viernes, pero los gestores de la cuenta no podían escribir nada mientras no se produjera el desbloqueo. Finalmente, éste se consumó este lunes.

Los controladores sospechan que es el propio gestor de navegación aérea quien reportó el tuit para finalmente conseguir este bloqueo. Esta web cursó el sábado por vía electrónica una consulta al gabinete de comunicación de Enaire para preguntar por este incidente y preguntar si había cursado ante Twitter una denuncia en relación con los tuit de los controladores. Esta es la respuesta que dio el mismo sábado la dirección de Comunicación del gestor de navegación aérea: “ENAIRE no ha censurado ninguna cuenta en Twitter. La de @controladores sigue activa y vemos sus tuits. Estamos en Twitter para compartir cultura e información de navegación aérea como hacen desde la cuenta @controladores. Naturalmente ENAIRE respeta escrupulosamente la libertad de expresión”.

El bloqueo de la cuenta de @controladores aéreos parecería una simple anécdota, de no ser por el clima de conflictividad creciente entre este colectivo y el gestor de navegación a causa de los expedientes disciplinarios instruidos como resaca tardía del caos aeroportuario de 2010. Los controladores han realizado en junio y julio dos tandas de paros parciales para pedir la readmisión de un controlador despedido en Santiago y la suspensión de empleo y sueldo impuesta a otros 61 profesionales de Barcelona, en este caso tras el archivo de la causa por el juez instructor en la vía penal. También la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) dio carpetazo al expediente instruido a estos 61 controladores al no apreciar que tuvieran responsabilidad en los graves episodios de 2010. Pero ni los archivos judiciales ni los decididos por la AESA han hecho a Enaire reconsiderar sus propios expedientes sancionadores, que además amaga con extender la misma operación de castigo a otros grupos de controladores del país.

Los aeropuertos de España vivieron un caos sin precedente en el puente de la Constitución de 2010 a causa del cierre del espacio aéreo español, la declaración del estado de alarma y la militarización de los centros de control aéreo a decisión del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, lo que atrapó a decenas de miles de pasajeros en los aeródromos del país y desató la furia ciudadana sobre los controladores. Mucho tiempo después se supo que el Ministerio de Fomento, del que era titular José Blanco, había ocultado a la opinión pública un hecho esencial para entender el conflicto entre los controladores y su departamento: navegación aérea sabía que los controladores aéreos de Santiago y Madrid estaban a punto de cumplir el límite legal de horas aeronáuticas que se les podía exigir y trató de obtener un permiso de la AESA para ampliarlo. La AESA rechazó la petición con el argumento de que el cupo podía ser ampliado por causas sobrevenidas ligadas al tráfico aéreo, pero no por problemas de gestión de recursos humanos.

USCA informó esta semana de que durante el mes de agosto quedarían interrumpidos los paros para no causar trastornos a los viajeros en plenas vacaciones de verano y que en septiembre volvería a discutir nuevas medidas de presión con posibles huelgas más prolongadas en el tiempo. Pero mucho antes de llegar a ese punto, el principal canal de información de este colectivo profesional con los ciudadanos ha quedado silenciado.

Share this post

No comments

Add yours