Conmoción en Fuerteventura por la detención de una presunta activista de Estado Islámico

Share this post

Entre la sorpresa, el estupor y la conmoción ha vivido este martes la isla de Fuerteventura la detención de una presunta activista de 19 años de Estado Islámico a la que la Policía atribuye tareas de propagandismo y captación de adeptos a través de internet y amenazas a España y a Francia, así como el inicio de un adiestramiento en el uso de armas que la situaría en condiciones de realizar atentados. Esta detención se produjo en Pájara, el municipio donde se encuentran las paradisiacas playas de Jandía y donde residen los padres de la joven, un matrimonio marroquí de emigrantes que viven en la isla desde hace veinte años y que trabajan en el sector turístico. La misma operación, que según el Ministerio del Interior sigue abierta y podría conllevar nuevas detenciones, condujo al arresto en la localidad catalana de Mataró de otro joven, también de nacionalidad marroquí y de 32 años de edad.

En este vídeo puedes ver la secuencia completa de la detención de la joven, de nacionalidad marroquí y residencia española, en su domicilio de Fuerteventura, así como de su traslado al aeropuerto y de su acceso al avión donde fue trasladada a Madrid para pasar a disposición judicial en la Audiencia Nacional.

España desayunó hoy con la noticia de esta operación antiterrorista que todavía sigue abierta y que, según los datos aportados por el Ministerio del Interior, contribuye a desmantelar una nueva fórmula de captación y adiestramiento de terroristas: la activación de células por control remoto cuyos miembros ya no viajan a Siria para integrarse en Estado Islámico ni ser entrenados en el uso de armas u otros artefactos de ataque, sino que se preparan en sus lugares de residencia. Interior subraya que, de esta forma, estos supuestos terroristas potenciales consiguen pasar mucho más desapercibidos, al no verse en la necesidad de realizar viajes para su adiestramiento y recibirlo directamente a través de internet.

Según la información del Ministerio del Interior, los detenidos estaban ya “integrados en la estructura de la organización terrorista DAESH” y “habían organizado una sofisticada red internacional de captación, adoctrinamiento y reclutamiento de nuevos adeptos en favor de la causa yihadista”. Según la misma fuente, los dos detenidos estaban en contacto permanente con otros miembros operativos ubicados en Siria. Los miembros de esta célula neutralizada ya habían hecho público su juramento de lealtad a la organización terrorista DAESH y a su líder Abu Baker Al Bagdadi”.

Además, “ambos desarrollaban labores de apología y enaltecimiento del terrorismo distribuyendo, a través de internet, numeroso material multimedia con el objetivo de ensalzar las capacidades operativas del DAESH, y habían vertido amenazas de muerte en nombre del DAESH tanto a España como Francia, además de a otros grupos religiosos, incitando a la comisión de atentados terroristas contra todos aquellos que no profesaran su ideario”. Según Interior, los arrestados “también difundían multitud de ejecuciones de prisioneros del DAESH, acompañadas de comentarios humillantes para sus víctimas”.

A su vez, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, aseguró que los detenidos ya se estaban preparando para el uso de armas y explosivos, lo que les convertía en potenciales agresores inmediatos.

Share this post

No comments

Add yours