El 67 por ciento de la planta alojativa de Canarias “necesita rehabilitación”

Share this post

La renovación afecta a las cifras de negocio tanto de los establecimientos implicados como del entorno, recuerda Simancas

La necesidad de renovar la planta alojativa y la existencia de la moratoria turística, establecida hace años en Canarias para limitar su crecimiento, centraron las charlas de los expertos en el curso organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) que tuvo lugar en Santa Cruz de Tenerife. El profesor y director del curso, Moisés Simancas, elogió los efectos de la moratoria turística, “no solo era una manera de limitar la construcción, sino que fue una forma de apostar por un turismo sostenible e introducir nuevos conceptos en el sector”, dijo. Asimismo, apuntó que el 67 por ciento de la planta alojativa canaria necesita rehabilitación.

Simancas explicó que, “gracias a la moratoria turística planteada por el Gobierno de Canarias, el modelo turístico del Archipiélago es, hoy en día, un éxito”. Recordó que Canarias registra cifras de ocupación récord y que se ha crecido de una manera sostenible pero que, también, el modelo se agota y que la renovación en concepto y en alojamientos es una necesidad imperiosa, dijo durante el curso sobre ‘La financiación de los proyectos de renovación de los alojamientos turísticos’ de la UIM, que se impartió este jueves en la sede de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife.

El responsable del Observatorio de Renovación Turística, adscrito a la Cátedra de Turismo CajaCanarias-Ashotel-Universidad de La Laguna, subrayó además cómo la renovación afecta directamente a las cifras de negocio tanto de los establecimientos implicados como del entorno. En este sentido, coincidió con el planteamiento del gerente de la patronal hotelera, Ashotel, Juan Pablo González Cruz, quien puso ejemplos de cómo los touroperadores bajaban el precio por estancia a hoteles nuevos solo porque no estaban en primera línea de playa y porque el hotel que tenían enfrente estaba obsoleto. Es un simple ejemplo de cómo el destino turístico de Canarias se ve comprometido por la renovación, apuntó.

Ambos remarcaron que la renovación no es solo un concepto asociado a la rehabilitación arquitectónica, sino que debe acompañarse de una renovación en el modelo de negocio. “Ahora el turista quiere experiencias”, apuntó Simancas, quien alabó los cambios hacia la especialización y la segmentación de algunos complejos o establecimientos, lo que responde a la demanda del público.

Tanto Simancas como el viceconsejero de Política Territorial del Gobierno de Canarias, Mario Pérez Hernández, que inauguró el curso de la UIMP, recalcaron en sus intervenciones que Canarias está al límite de su crecimiento en superficie edificable. Así indicaron que suelo libre y no protegido queda apenas un 14 por ciento del total y que los crecimientos en algunas zonas turísticas han superado hasta el 110 por ciento. Ante esta realidad, “acudir a la renovación se convierte en una obligación para mantener a Canarias como líder en destino turístico”.

El viceconsejero afirmó que la rehabilitación de la planta alojativa canaria “es una prioridad absoluta” del ejecutivo y aseguró que existen 18.000 millones de euros sobre la mesa destinados a la renovación en distintos tipos de instrumentos que los empresarios deben conocer.

 

Share this post

No comments

Add yours