La pista de Madrid-Barajas cerrada un mes por obras entra de nuevo en servicio

Share this post

La puntualidad media cayó 15 puntos mientras estuvo inoperativa la pista 18R-36L, según AENA

Rosa Cárdenes (@rosacardenesd)

El aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas opera desde el pasado domingo con sus cuatro pistas, después del cierre por obras y durante un mes en una de ellas. En concreto, la pista 18R-36L, la más larga del aeropuerto, se cerró entre los días 17 de abril y 16 de mayo para llevar a cabo los trabajos de renovación y mejora del pavimento. Con una pista fuera de servicio, el aeropuerto madrileño vio mermada su capacidad y operatividad, y la puntualidad media cayó más de 15 puntos, según AENA, respecto a periodos similares.

AENA recuerda que para poder acometer las obras, se tuvo que ajustar la demanda a la capacidad del aeropuerto durante ese mes con una pista inoperativa, y al tratarse de una actuación programada, pudo planificarse con antelación. Por lo que se refiere a la operatividad, señala que las compañías aéreas como operadores, AENA como gestor aeroportuario y Enaire como proveedor de servicios de navegación aérea, han puesto de su parte para intentar que la afección operativa sea la menor posible. A pesar de ello, se han producido afecciones operativas. Así, en el conjunto de los 30 días, se han visto afectadas más de un 12% de las operaciones, según AENA, más de 5.600 operaciones (salidas y llegadas). Asimismo, el 4 de mayo se desviaron seis vuelos a aeropuertos alternativos.

Los trabajos en esta pista de 4.179 metros de longitud y en servicio desde 1998, se adjudicaron a la empresa Dragados SA por 14,1 millones de euros, en concreto la regeneración del pavimento y renovación del balizamiento de la pista y sus calles de rodaje. De las cuatro pistas del aeropuerto madrileño, la 18R-36L es la que se utiliza preferentemente para el despegue de las aeronaves de gran envergadura, las que operan los vuelos transatlánticos.

De manera simultánea a la obra de regeneración de pavimentos de dicha pista, se han programado otras actuaciones entre las que se encuentran el traslado de la base de deshielo de aeronaves en la cabecera 36R y el traslado del ILS, sistema de ayuda al aterrizaje, en la cabecera 18R. AENA indica que hay actuaciones en curso pero fuera de la zona de influencia de la pista, es decir, sin que afecte a la operatividad de la misma.

La pista 18R-36L entró en funcionamiento el pasado domingo pero no está disponible en su totalidad, según lo indicado este lunes por los controladores en su perfil de Twitter, que informaban sobre las condiciones para operar en dicha pista. Entre otras cosas señalan que, en el caso de configuración Norte (la habitual), las aeronaves deben de iniciar el despegue con el umbral desplazado, en principio hasta el domingo 24 de mayo. En el caso de configuración Sur, apuntan que hay que espaciar las arribadas en la pista 18R y que las aeronaves no pueden hacer tomas largas.

 

Share this post

No comments

Add yours