El Cabildo de Gran Canaria pide “indemnizaciones dignas” de Mapfre a las familias del JK5022

Share this post

El pleno exige una investigación seria que “no acabe como siempre, culpando a los muertos” y aprueba la moción por unanimidad un día antes de la segunda marcha motera en defensa de las víctimas

Una caravana integrada por coches, vehículos y un gran camión en demanda de justicia y dignidad para las víctimas del JK5022 que se estrelló en Barajas el 20 de agosto de 2008 recorre este sábado el norte de Gran Canaria, en la segunda marcha motera que se realiza en una semana en la isla por los derechos de las familias. Esta salida motera se produce un día después de que el Cabildo de Gran Canaria aprobara por unanimidad de todos los grupos políticos una moción presentada por el PP en la que se avala el derecho de las familias a recibir “indemnizaciones dignas acorde con la póliza suscrita” en su día entre Spanair y la aseguradora Mapfre y en defensa de “una investigación veraz e independiente que no acabe como siempre, culpando a los muertos”.

La moción aprobada por el Cabildo de Gran Canaria hace en su preámbulo un recorrido por todas las actuaciones en defensa de la seguridad aérea que ha realizado durante los últimos seis años la asociación de víctimas del JK5022 que preside Pilar Vera. Entre ellas, se cita expresamente el protocolo de asistencia a las víctimas creado en España a petición de la AVJK5022 para evitar que una catástrofe como la que estas familias sufrieron vuelva a ocurrir “y si ocurre, que las víctimas tengan un marco digno, respetuoso y coordinado de asistencia”.

El documento también se refiere en su preámbulo a “la lucha por lograr que la aseguradora Mapfre, que tenía una póliza en vigor de 1.500 millones de dólares el 20 de agosto de 2008 con la extinguida Spanair, responda con indemnizaciones a nivel europeo y no del tercer mundo, como pretende. Las familias asociadas están sufriendo casi seis años después de esta tragedia (…) lo indecible por la actitud de esta aseguradora, para la que esta catástrofe, la más grave de los últimos 30 años en España, parece ser un negocio: pague lo que pague por la vida y lesiones de las 172 personas que subieron a bordo del vuelo JK5022, lo recobrará por las acciones que, como públicamente ha declarado, emprenda contra Boeing”.

“Volar”, añade el documento, “tiene que ser más seguro para todos, algo a lo que los canarios no somos ajenos, puesto que el avión es el principal y casi único medio de transporte que asegura la conectividad entre las Islas y la Península”.

Los acuerdos avalados por la unanimidad de los grupos políticos del Cabildo de Gran Canaria incluyen como primer punto “reconocer públicamente el trabajo de la AVJK5022 en favor de las futuras víctimas de accidentes aéreos, de una cultura preventiva de seguridad aérea y de una investigación oficial veraz e independiente que no acabe como siempre: culpando a los muertos, así como su lucha implacable por logra justicia y verdad sobre la muerte de 154 personas y lesiones o secuelas en 18”.

En el segundo punto, el pleno expresa su apoyo “a la AVJK5022 en la lucha de las familias asociadas por ejercer su derecho a recibir unas indemnizaciones dignas acorde con la póliza suscrita, porque el mensaje final que la AVJK5022 quiere trasladar a la sociedad, autoridades, compañías aéreas, aseguradoras, etcétera, es “no puede ser más barato pagar indemnizaciones que invertir en seguridad aérea por parte de las compañías aéreas”.

Con el antecedente de este acuerdo solo un día antes de su segunda marcha motera, ésta emprendió hoy su camino por el norte de Gran Canaria, después de hacer ruido y repartir octavillas en defensa de su causa desde el punto de salida de la marcha, junto al Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria. Antes de iniciar el recorrido, Federico Sosa, que perdió en el accidente a su hermana, su cuñado y dos sobrinos de corta edad lanzó una pregunta a Mapfre: “¿Cuánto cuesta arrancar la vida de una familia entera?” (ver VÍDEO).

En la marcha anterior (ver VÍDEO), los moteros pasaron ante la sede central de Mapfre en Las Palmas de Gran Canaria y luego recorrieron varios municipios del Sureste de la isla.

 

Share this post

No comments

Add yours