El descuento aéreo a Canarias y Baleares es “una prioridad irrenunciable del Gobierno”, dice Librero

Share this post

Carmen Librero comparece ante la comisión de Fomento para hablar de bonificaciones a la conectividad y de la AESA y nadie le hace ni una pregunta sobre seguridad aérea

 

 

La bonificación al transporte de los residentes de Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla mediante una compensación del 50% en el precio de sus billetes aéreos y marítimos “es fundamental para asegurar la conectividad y una prioridad irrenunciable del Gobierno”. La secretaria general de Transportes del Ministerio de Fomento, Carmen Librero, ha dedicado hoy a estos descuentos el grueso de su intervención ante la comisión de Fomento del Congreso de los Diputados, donde compareció para explicar los presupuestos de su área para 2015. Librero resaltó el fuerte crecimiento del 15 por ciento que experimentan las bonificaciones de los billetes para los residentes no peninsulares (435 millones incluyendo las subvenciones aéreas y marítimas) y el aumento del 86 por ciento de las partidas (55 millones de euros) para subvencionar el transporte de mercancías, cofinanciadas por la Unión Europea y que beneficiarán específicamente a los industriales canarios.

Sin embargo, la partida compensatoria más importante de Fomento no son los descuentos a los residentes de las Islas, sino las que se destinarán a financiar las obligaciones de servicio público (OSP) en rutas deficitarias y en particular a conexiones ferroviarias peninsulares. Así, Renfe obtendrá 605 millones de euros para la compensación de líneas deficitarias en cercanías o medias distancia.

Las OSP también afectan al transporte marítimo y aéreo, pero con cuantías muy inferiores: hay 15 rutas marítimas sujetas a OSP para conexiones entre la Península, Canarias y Ceuta y Melilla y 18 trayectos aéreos, de las cuales la gran mayoría (13) están en Canarias.

Librero recordó que la OSP se dicta para imponer a un proveedor la prestación de un servicio cuando el mercado no atiende correctamente un territorio. Como contrapartida, el proveedor obtiene una compensación económica, la exclusividad de operaciones en ese ámbito o ambas cosas. De las 18 rutas aéreas sometidas a OSP, 12 se cubren sin compensación estatal y otros 6 con contratos que compensan el déficit de explotación, con un importe de 4,3 millones de euros. En Canarias, las rutas sometidas a OSP son las que cubren los trayectos hacia o desde La Gomera y El Hierro, así como la conexión entre Gran Canaria y el aeropuerto Tenerife Sur.

Carmen Librero también explicó las cuentas de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), que se autofinancia desde 2012, principalmente mediante los ingresos que obtiene a través de la tasa de seguridad de 0,58 euros que paga cada pasajeros por cada salida. Sobre los planes de la AESA para 2016, Librero apenas hizo un esbozo genérico sobre “el esfuerzo continuado para mejorar la seguridad aérea, la protección de los usuarios y la eficiencia de la navegación aérea”.

La comparecencia de la secretaria general de Transportes fue un auténtico paseo: solo fue interpelada por tres diputados, uno del CiU, otro del grupo Socialista y una tercera parlamentaria del Partido Popular. Los dos primeros apenas hicieron hincapié en las bonificaciones al transporte metropolitano en Barcelona. A su vez, la diputada del Grupo Popular hizo una loa a los importes presupuestarios para atender la conectiviad de los territorios no peninsulares y también a la gestión aeroportuaria: “Lo más importante que ha hecho el Gobierno”, dijo Concepción Santa Ana, “ha sido blindar el funcionamiento en red de los aeropuertos, lo que es una muestra de sensatez y una garantía de acceso de los ciudadanos a los servicios”.

No hubo ni una sola palabra más sobre los propósitos en materia de seguridad aérea, pese a que este jueves 20 de agosto se cumplen 7 años desde la catástrofe del avión de Spanair en el aeropuerto de Barajas, con un saldo de 154 muertos.

Tampoco se dijo ni una palabra sobre una de las grandes incógnitas del ejercicio presupuestario de 2016: cómo y en qué términos pretende el Ministerio de Fomento lograr que Europa admite la imposición a las aerolíneas de un precio máximo en los vuelos entre Canarias y la Península.

 

Share this post

No comments

Add yours