El Gobierno de Canarias rechaza el BIC de Maspalomas

Share this post

La cadena RIU podrá demoler el actual hotel Oasis, pero no reconstruirlo en el mismo lugar, sino buscar una reubicación pactada en un sitio “próximo”

 

El Gobierno de Canarias ha decidido hoy suspender el planeamiento en el municipio de San Bartolomé de Tirajana e instar a una reforma que garantice la preservación del ecosistema del palmeral de Maspalomas y estimule la progresiva desaparición de establecimientos hoteleros de esta zona, mediante un procedimiento de negociación que permita su reubicación en otros espacios. El Gobierno ha rechazado la propuesta del Cabildo de declarar toda la zona como bien de interés cultural (BIC) y apuesta por resolver la protección ambiental mediante una reforma del planeamiento. En la práctica, esto significa, aclaró Berriel, que la cadena RIU podrá demoler el actual hotel Oasis, pero no reconstruirlo en el mismo lugar, sino buscar una solución negociada con las administraciones para reubicarlo en otro lugar “próximo”. Berriel no aclaró dónde.

El consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial del Gobierno de Canarias, Domingo Berriel, acaba de anunciar tras una reunión del Ejecutivo que, analizado el expediente del BIC de Maspalomas, ha considerado inadecuado e inviable la declaración. La decisión incluye la recuperación del palmeral y el retranqueo de todas las edificaciones situadas junto al Faro de Maspalomas. La cadena RIU tendrá que negociar con el Gobierno para reubicar sus derechos de edificabilidad en la zona, pero Berriel no ha aclarado dónde, aunque sí hay dicho que en una zona “lo más próxima” posible, sin afectar al ecosistema de las dunas. RIU  podrá demoler el actual hotel Oasis, pero no podrá reconstruir en el mismo sitio, aclara Berriel.

El Gobierno de Canarias ha rechazado este viernes la declaración como bien de interés cultural (BIC) del oasis de Maspalomas y sus alrededores y ha anunciado medidas de protección medioambiental de la zona que no impidan a la cadena RIU seguir con su propósito de reposición del actual hotel Oasis, pero buscando, dice Berriel, una reubicación de su proyecto. ¿Dónde? Berriel no ha aclarado en qué lugar y sólo ha derivado el problema a una nueva ordenación del planeamiento en San Bartolomé de Tirajana. El Gobierno de Canarias buscaba una difícil cuadratura del círculo entre la protección ambiental y medidas que no generaran derechos indemnizatorios a favor de RIU, que ya tenía licencia de demolición del actual hotel y de construcción de uno nuevo, concedida por el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana.

Esta especie de ‘tercera vía’ elegida por el Gobierno se produce en medio de una auténtica batalla campal entre los empresarios implicados: por un lado, la cadena RIU y su proyecto inicial de construcción de un nuevo hotel, cuya fisonomía está dispuesta a reconsiderar. Por otro, el grupo Lopesan, que reclamó al Cabildo hace año y medio la declaración del hotel Oasis como BIC para impedir su demolición y reconstrucción ex novo y dio lugar más tarde a la propuesta del Cabildo de declarar toda la zona como sitio de interés histórico, con el argumento de que fue lugar de paso de Cristóbal Colón. El consejo regional de patrimonio histórico se pronunció hace unos días a favor de la declaración como BIC de toda la zona por una ajustadísima diferencia de votos.

 

 

Share this post

No comments

Add yours