Avión en vuelo sobre Barcelona. Fotografía: ATCpress

El Sepla denuncia que Vueling viola el derecho a la libertad de expresión de sus pilotos

Share this post

El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA) ha denunciado públicamente una violación del derecho a la información, a la libertad de expresión y a la libertad sindical por parte de la compañía Vueling, a la que atribuye haber prohibido a sus pilotos y a los delegados sindicales que realicen declaraciones a los medios de comunicación y que “extremen la prudencia” al realizar comentarios en las redes sociales. El SEPLA explica que esta prohibición se contiene en una carta que la compañía ha enviado “a todo el colectivo de pilotos, incluidos los miembros de la sección sindical de SEPLA y de los diferentes comités”.

“Decirnos cuándo, dónde y con quién podemos o no podemos hablar no solo es una violación clara del derecho a la información y a la libre expresión, sino que también afecta a nuestro derecho a la libertad sindical, indispensable para hacer correctamente nuestro trabajo a la hora de representar a nuestros compañeros pilotos”, denuncia la sección sindical del SEPLA en Vueling en un comunicado distribuido por el sindicato de pilotos.

Pero además, el SEPLA subraya que esta prohibición se ha producido “en un contexto de enorme descontento entre el colectivo de pilotos, que lleva más de un año contemplando cómo la compañía incumple reiteradamente el convenio colectivo de pilotos, así como el acuerdo que ella misma firmó en agosto de 2015” con el sindicato y que establecía las condiciones laborales de las bases de Vueling en el extranjero. Según el SEPLA, ese incumplimiento se ha extendido y afecta en estos momentos tanto a la base de la aerolínea en Fiumicino (Roma) y a la existente en Paris, “donde tampoco está aplicando las condiciones de dicho acuerdo”.

El acuerdo al que se refiere el SEPLA fue anunciado a mediados de 2015 y en su día el propio sindicato celebró que se hubiera producido un pacto sobre puntos que causaban grandes divergencias entre las partes, como las condiciones de contratación de las tripulaciones realizadas en las bases extranjeras. Ahora, la paz salta por los aires.

La sección sindical del SEPLA en Vueling explica que se dirigió el 3 de junio a la dirección de la compañía para pedir que se convocara la comisión de interpretación del convenio colectivo para “buscar una solución a este conflicto”. El sindicato entiende que la prohibición de hablar con los periodistas es una respuesta a esa petición, lo que a su juicio “da muestras del temor que tiene Vueling a que se desvele su política de negarse constantemente a cumplir lo establecido tanto en nuestro convenio como en los pactos firmados”.

El SEPLA también subraya que “cualquier atentado a la libertad sindical, así como a la libertad de expresión, podría tener trascendencia penal para la compañía”.

 

Share this post

No comments

Add yours