El sindicato Stavla tacha de “trampa” el segundo ERE pactado por Iberia

Share this post

La organización justifica su rechazo por la pretensión de la empresa de suprimir la excedencia especial para los tripulantes de cabina, finalmente excluidos del expediente de regulación de empleo

 

El sindicato Stavla (Sindicato de Tripulantes Auxiliares de Vuelo de Líneas Aéreas), mayoritario en el comité de vuelo de la compañía aérea en representación de los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP), considera que el segundo ERE planteado por la aerolínea, aceptado por los otros sindicatos y del que finalmente han quedado fuera los TCP, era “una trampa” para este colectivo profesional y en particular para aquellos trabajadores que cumplan 55 años en los años 2016 o 2017. Entre otras razones para rechazar el ERE, Stavla invoca la pretensión de Iberia de eliminar del convenio de los TCP la figura de la excedencia especial, de carácter voluntario. En las antípodas, Comisiones Obreras (CCOO) celebra el acuerdo alcanzado en torno al ERE con el resto de los sindicatos y asegura que eleva en 45.000 euros los importes para los trabajadores que se acojan a la prejubilación. Este ERE, que estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2017, afectará finalmente a a 1.427 trabajadores, frente a los 1.581 calculados inicialmente.

Stavla argumenta esencialmente dos razones para explicar su rechazo al ERE planteado por la compañía, del que finalmente quedaron fuera los tripulantes de cabina. En primer lugar, el peor trato que en su opinión se pretendía dar a los TCP en contraste con el ofertado para los colectivos de trabajadores de tierra. La segunda, la pretensión de suprimir del convenio de los TCP la figura de la excedencia especial. Con esta figura, el tripulante con más de 55 años conserva la opción de acogerse voluntariamente a esta excedencia especial y cobrar de la compañía hasta su edad de jubilación el equivalente a lo que percibiría de estar realmente jubilado, una cantidad que Stavla cifra en 2.555 euros en 14 pagas (35.762 anuales), con cálculo del año 2014.

Para este sindicato, eliminar esta figura era “una trampa”: Stavla justifica que un total de 267 TCP cumplirán 55 años en los años 2016 y 2017, pero Iberia solo ‘ofertaba’ 154 prejubilaciones para este colectivo, con lo que 113 hubiesen quedado sin opciones tras la eliminación de la figura de excedencia especial del convenio. “Este ERE era una trampa puesto que entre los TCP hemos calculado que hay un excedente superior al cupo ofertado. Aceptar estas condiciones voluntariamente abriría la puerta a un futuro ERE forzoso con estas condiciones económicas”, recalca Stavla, que subraya que la compañía rechazó todas las propuestas que este sindicato puso sobre la mesa para intentar mejorar las condiciones originales, a lo que la empresa respondía simplemente con la exclusión de los TCP de este ERE.

Pero Stavla ha señalado a sus afiliados otras consideraciones respecto a la situación interna de Iberia y el escenario que puede darse para el futuro: “En la reunión manifestamos que Iberia no tiene un problema de costes u organizativo, sino de futuro, mientras no se recupere toda la actividad que nos han quitado estos años. Desde 2012 nos vienen diciendo que tenemos un problema de costes y que el esfuerzo de los trabajadores servirá para que la compañía vuelva a crecer. Sin embargo, cada vez que consiguen mermar nuestras condiciones laborales (mediación, convenio, ERE) encuentran alguna excusa para no hacer sus deberes y volvemos a empezar”.

La lectura de CC

En las antípodas, Comisiones Obreras informó al cerrarse el acuerdo con Iberia que las condiciones pactadas mejoran el escenario económico de la prejubilación, aunque lamenta la exclusión de los TCP, que considera “una mala noticia”. Aunque sin nombrarlo, CCOO desliza una crítica hacia Stavla, en una nota donde dice que la exclusión de los tripulantes de cabina se produjo “pese a que nos consta que existía un principio de acuerdo aceptado por la mayoría de los sindicatos, y que hubiera permitido que los TCP de Iberia pudieran acogerse a las mismas medidas voluntarias que el resto de colectivos”.

A juicio de CCOO, “este acuerdo supone el fin de una etapa que se inició hace dos años con la presentación por parte de Iberia de un ERE forzoso (con el que pretendía despedir a 4.500 trabajadoras y trabajadores) y de sendos procedimientos de inaplicación de todos los Convenios Colectivos de Iberia, con el que pretendían imponer, sin negociación, una importante pérdida salarial y de derechos”. Y añade que “ha sido gracias a la presión de las trabajadoras y los trabajadores de Iberia, que además generó un cambio sustancial en la manera de abordar las relaciones laborales por parte de la compañía, como se ha conseguido alcanzar una serie de acuerdos que garantizan el futuro de Iberia y la estabilidad de su plantilla.

Stavla es el sindicato mayoritario en el comité de empresa de vuelo de Iberia, muy superior en su representación a la de CCOO.

 

 

C

 

 

Share this post

No comments

Add yours