Fotograma del documental 'JK5022, una cadena de errores'

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos da un portazo a las víctimas del JK5022

Share this post

La Corte de Estrasburgo no admite a trámite la demanda de amparo de la asociación que preside Pilar Vera y el colectivo declara su “frustración” ante lo que considera “una burla intolerable”

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo ha rechazado la admisión a trámite de una petición de amparo formulada por las víctimas del avión de Spanair que se estrelló en Barajas el 20 de agosto de 2008. La asociación de víctimas del vuelo JK5022, que preside Pilar Vera, ha declarado este miércoles su sentimiento de “desamparo y frustración” ante lo que considera “una burla intolerable” del TEDH 19 meses después de que el colectivo recurriera a esta instancia.

La AVJK5022 decidió dirigirse al Tribunal de Estrasburgo después de que la tragedia del JK5022 quedara archivada en España en la vía penal y de que el Tribunal Constitución se negara a estudiar el caso, como también intentó la asociación de víctimas. En su apelación ante el TEDH, la asociación había alegado que por parte de la Justicia española se había infringido el convenio europeo de Derechos Humanos tras la catástrofe que le costó la vida a 154 personas y secuelas muy graves a varios de los 18 supervivientes del accidente.

Pero no lo considera así el TEDH: el tribunal encomendó el caso a un juez único y éste decidió desestimar la solicitud de amparo. En una respuesta de solo cuatro párrafos, el TEDH no especifica los motivos de la inadmisión y solo señala que la demanda “no cumple con los requisitos de admisibilidad establecidos en los artículos 34 y 35” del convenio. Lo que sí especifica con mucha claridad es que contra esta decisión no cabe recurso alguno y que en adelante el TEDH no contestará a ninguna petición, carta o comunicación de ningún tipo de la AVJK5022 sobre este mismo caso.

La frustrante respuesta del tribunal de Estrasburgo ha caído como una losa sobre la AVJK5022, siete años y medio después de que comenzara el calvario para las familias de las víctimas. Tanto, que la asociación ha pedido la desaparición del tribunal, al entender que ha protagonizado “una burla intolerable” ante las familias de las víctimas.

“Si lo ocurrido en el ámbito judicial en España ha resultado desesperante, no lo ha sido menos acudir fuera de nuestras fronteras para obtener lo que aquí se nos negó. Ese TEDH era la última puerta de un largo vía crucis que ha durado más de 7 años en el que la AVJK5022 no ha cesado de pelear por lograr justicia y verdad. Sin embargo, ese Tribunal ha tardado 19 meses para “fotocopiar” una carta e inadmitir a trámite aquella demanda, como hace con la mayoría de los casos que recibe. Es una burla intolerable a cuantos acuden a su puerta con la esperanza de ser atendidos individualmente. Ese Tribunal de supuestos Derechos Humanos debería desaparecer de inmediato: demasiadas víctimas sin justicia ni verdad como para que pueda seguir existiendo”.

La asociación no oculta que esta noticia “ha colmado la paciencia, la frustración y el sentimiento de desamparo “que nos ha acompañado desde que los nuestros se subieron el infausto 20 de agosto de 2008 a un avión que era chatarra volante porque alguien prorrogó su permiso de vuelo para que siguiera tentando a las surte sin poner nada más que su firma y nosotros, los muertos, personas inocentes que solo querían llegar a su destino”.

En su durísima nota de respuesta, la AVJK50 lamenta el comportamiento con las víctimas de un sistema judicial “lento, incompetente e inefectivo, que asquea y repugna”. Pero advierte al mismo tiempo que no se rendirá, porque “hacerlo sería condenar nuevamente a nuestros seres queridos y olvidar una tragedia que puede volver a repetirse porque los que tienen que evitarla han decidido que prácticamente no existió con sus malditas, injustas y difícilmente compartibles decisiones judiciales”.

La asociación también recuerda que, después de vivir dolorosamente el carpetazo a la tragedia en la vía penal en España, tuvieron que remitirse a la vía civil, “donde se han limitado a tasar la vida de nuestros seres queridos en cifras tan ridículas que han hecho de esta tragedia un negocio para la aseguradora y marcado un terreno de impunidad para aquellos que no hacen de la prudencia y sensatez su signo de identidad”.

Share this post

No comments

Add yours