El veto al padre del teniente Ruiz agravia e indigna a las familias de los fallecidos del SAR

Share this post

Recibieron el dato primero con incredulidad. Lo comprobaron después con estupefacción. Y finalmente se han abierto paso entre ellos la indignación y la tristeza. Familiares de los cuatro militares fallecidos en marzo de 2014 cuando se estrelló en el mar un helicóptero del SAR de Canarias transitan entre el asombro, la pesadumbre y un sentimiento de humillación y agravio tras el veto anónimamente impuesto al padre del teniente Ruiz Galván, Sebastián Ruiz Benitez, al que este martes se impidió la entrada a un homenaje a los rescatadores del cadáver de su hijo. Sucedió en Sevilla, ante las puertas de un edificio militar, la Capitanía General. Dentro estaba el ministro de Defensa, Pedro Morenés. Fuera, solo y en medio de la plaza, Sebastián Ruiz, que intentó sin éxito durante días salvar el escollo de no disponer de invitación para saludar en persona a los buzos de la Armada que sacaron del océ