Dron en vuelo. Foto: ATCpress

Europa se pone en guardia ante el peligro de choque de drones contra aviones

Share this post

La Agencia Europea de Seguridad Aérea presentará en julio las conclusiones de su comisión especial sobre la vulnerabilidad de las aeronaves y  las nuevas medidas de protección

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA, por sus siglas en inglés) presentará en julio las conclusiones de la comisión especial que ha creado para evaluar los peligros de colisión entre dones y aviones, revisar todos los antecedentes que considere pertinentes, estudiar la vulnerabilidad de las aeronaves tripuladas y recomendar todos los cambios que estime necesarios. La EASA cita expresamente la necesidad de analizar el riesgo que el impacto de drones puede constituir para los parabrisas, los motores y el fuselaje de los aviones y los helicópteros y señala también de forma específica la posibilidad de hacer pruebas reales de colisión para poder determinar sus consecuencias con más exactitud.

El grupo de trabajo será presidido por la propia EASA e incluirá a representantes de los fabricantes de aviones y de helicópteros y de motores. La agencia tiene la intención además de consultar a los estados miembros, a autoridades de países no pertenecientes a la Unión Europea y a otras partes que puedan tener relación con este fenómeno, que genera cada vez más preocupación en los sectores profesionales ligados a la aviación comercial. Esta comisión especial dará a conocer sus resultados en julio y organizará una sesión específica de trabajo para dar a conocer y debatir tanto las conclusiones del estudio como las recomendaciones para minimizar los peligros que representan los drones para la aviación.

La EASA recuerda que el riesgo de impacto de drones contra aviones ya está incluido en el marco regulador de las operaciones seguras de aviones no tripulados en Europa. Al respecto, recuerda la existencia de medidas combinadas para reducir los riesgos: operar en la línea de alcance visual, volar por debajo de 150 metros de altura, estar equipados con funciones de identificación y geolocalización y estar inscritos en el correspondiente registro. Además, subraya que la operación de drones cerca de los aeródromos debe requerir una autorización específica de la autoridad nacional de cada país sobre la base de una evaluación de los riesgos reales.

Share this post

No comments

Add yours