Fomento eleva al 80% los servicios mínimos ante el paro de los controladores aéreos

Share this post

El Ministerio de Fomento ha dictado unos servicios mínimos del 80% para las jornadas de paros fraccionados de controladores aéreos que tendrán lugar los días 11, 12, 25 y 26 de julio si Enaire y el comité de huelga no son capaces de llegar a un acuerdo in extremis durante una reunión prevista para este miércoles, 8 de julio. Los servicios mínimos programados por Fomento dejarán obligatoriamente en sus puestos a 295 controladores aéreos, de los 366 previstos en la plantilla programada, según el documento divulgado por el ministerio. Como los realizados en junio, cuyo impacto fue más que escaso por unos servicios mínimos que obligó a prestar servicio a todos los controladores de frecuencia (contacto con los aviones), estos paros persiguen expresar el rechazo a los expedientes abiertos a 61 controladores de Barcelona y el despido de un profesional del centro de Santiago por los episodios del puente de la Constitución de 2010, que sembraron el caos y llevó al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y el ministro de Fomento José Blanco a declarar el cierre del espacio aéreo, declarar el estado de alarma y militarizar los centros de control aéreo. Fomento ocultó entonces a la opinión pública que había solicitado un aumento de la jornada aeronáutica para los controladores de Madrid y de Santiago porque estaban a punto de agotar su cupo de horas, una petición que fue expresamente denegada por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) con el argumento de que los incrementos podían autorizarse por causas extraordinarias de tráfico, pero no por problemas organizativos del gestor de navegación aérea.

En el extenso documento elaborado para justificar los servicios mínimos, Fomento invoca razones diversas: desde la insularidad de los territorios que como Baleares y Canarias dependen del avión para sus conexiones con la Península, al aumento del tráfico aéreo en temporada vacacional, pasando por la imposibilidad de muchos turistas de modificar sus paquetes de viaje para esquivar la huelga.

Y eso a pesar del carácter limitado planteado por los propios convocantes, la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), que minimizó de entrada la programación de los paros para realizarlos solo durante tres horas de mañana en las jornadas del 11 y el 25 de junio y otras tres de tarde en las correspondientes al 12 y el 26 de julio.

USCA ha reiterado una y otra vez que le resulta incomprensible la reapertura del expediente sancionador a los controladores de Barcelona y la negativa a readmitir al profesional despedido en Santiago cuando más de veinte juzgados españoles, entre ellos los que afectan a esas dos zonas territoriales, archivaron las causas abiertas contra los profesionales de tránsito aéroe. Hasta el momento, nada ha hecho variar la posición de Enaire ni, por encima del gestor de Navegación Aérea, del Ministerio de Fomento.

 

Share this post

No comments

Add yours