Avion de Binter sobre Gran Canaria. Fotografía: ATCpress

Fomento pregunta a Europa si le deja poner tarifa plana a los vuelos entre islas

Share this post

España ha iniciado el proceso de consultas ante la Comisión Europea para verificar si es posible establecer una tarifa plana única a los vuelos interinsulares tanto en Canarias como en Baleares, a la que luego se añadiría el descuento a los residentes, informó este martes la Presidencia del Gobierno canario después del encuentro que su titular, Fernando Clavijo, mantuvo en Madrid con la ministra de Fomento, Ana Pastor. Según estos datos, Fomento baraja la hipótesis de introducir esta tarifa única entre islas y también a Cauta y Melilla a partir de 2017, lo que generaría un coste extra para los Presupuestos Generales del Estado. Clavijo confía por su parte en que la introducción de una tarifa única no reduzca el número de conexiones entre las islas.

El Gobierno canario dirigió su mirada y sus reclamaciones hacia el Ministerio de Fomento según tuvo conocimiento de la intención de este departamento de autorizar esta tarifa aérea única en Baleares. Durante su reunión de este martes, la ministra Pastor confirmó a Fernando Clavijo que el cambio también se implantaría en Canarias, pero que antes es preciso obtener la autorización de la Comisión Europea y también asegurarse de que no generará problemas en el Tribunal de la Competencia. El establecimiento de una tarifa única significaría intervenir en las actuales Obligaciones de Servicio Público (OSP), un instrumento legal y presupuestario por el cual el Estado bonifica las rutas deficitarias en número de pasajeros para asegurar una conectividad estable, singularmente hacia y desde las islas con menos población.

Se trata de una operación compleja. Hasta ahora, la OSP ha garantizado efectivamente la prestación de los servicios, pero sin generar ni mucho menos un abaratamiento de los precios. Esto provoca situaciones tan surrealistas como que para un residente resulte dos y hasta tres veces más caro volar desde Gran Canaria a la isla de El Hierro que a Madrid o a Barcelona. Pero intervenir sobre ellas implica un cierto riesgo de que los operadores (en este caso Binter Canarias, la única aerolínea que mantiene conexiones con todas las islas) puedan abandonar rutas o reducir las frecuencias.

Por este motivo, Fernando Clavijo pidió este martes prudencia. El presidente canario admitió que el Gobierno de España está dando “los pasos adecuados para convertir en realidad una demanda de Canarias”, pero reclamó que cualquier cambio se haga sin que exista un riesgo de disminución efectiva de la conectividad. Así, expresó a la ministra que “la mejora de la conectividad es una cuestión de precios, pero también de número de vuelos”.

La bonificación a los residentes en los vuelos entre las Islas tiene actualmente un coste para el Estado de 80 millones de euros, que se eleva casi a 300 si se añaden los descuentos para viajar entre Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla y la Península.

Share this post

No comments

Add yours