Fuerteventura da otro paso en la batalla contra Repsol en el Supremo

Share this post

El alto tribunal admite a trámite una petición de anulación de su propia sentencia que validó los permisos a la petrolera para perforar frente a Fuerteventura en busca de petróleo

 

El Cabildo de Fuerteventura ha conseguido que el Tribunal Supremo admita a trámite una solicitud de anulación de la sentencia que el mismo tribunal dictó y por la que validó por 3 votos a favor y 2 en contra los permisos para que Repsol haga prospecciones petrolíferas frente a las costas de la isla, según ha informado la corporación insular. El Supremo abre ahora un plazo de 5 días para que tanto Repsol como el Ministerio de Industria presenten alegaciones frente a esta solicitud de suspensión

El Cabildo de Fuerteventura había pedido el 23 de julio al Tribunal Supremo que invalidara la sentencia dictada por el alto tribunal el 25 de junio, que rechazó la pretensión de la corporación de desactivar judicialmente los permisos otorgados a Repsol por el Gobierno de España para que busque petróleo en nueve cuadrículas frente a las costas de Fuerteventura y Lanzarote. La secretaria del Tribunal Supremo ha confirmado este lunes al Cabildo de Fuerteventura que su petición de anulación de la sentencia ha sido admitida a trámite y que se ha abierto un plazo de 5 días para que tanto el Gobierno central como la petrolera puedan presentar alegaciones.

En su petición de anulación, el Cabildo sostiene que el Supremo no podía ni debía dictar la sentencia que hizo pública el 25 de junio, que técnicamente liquidó cualquier impedimento legal para que los sondeos se lleven a cabo, sin haber consultado antes al Tribunal de Justicia de Luxemburgo sobre las implicaciones que para la legalidad o ilegalidad de los permisos tuviera el hecho de que el Gobierno de España reconociera las aguas de Fuerteventura como de excepcional singularidad para la conservación de numerosas especies de cetáceos y tortugas marinas.

El Cabildo recuerda que la sentencia que validó los permisos a Repsol fue adoptada con el voto particular de dos magistrados (de cinco), que estimaban que debía aceptarse el recurso del Cabildo de Fuerteventura y anularse el decreto que daba las autorizaciones a Repsol. Estos magistrados consideran que era preceptivo consultar al Tribunal de Luxemburgo antes de dictar sentencia.

 

 

 

Share this post

No comments

Add yours