Greenpeace exige al gobierno y a Repsol una “evaluación de daños” tras la retirada de la petrolera

Share this post

Fotografía: Greenpeace

Horas después de que Repsol anunciara este viernes que ha terminado sus sondeos frente a las costas de Fuerteventura y de que se va de Canarias sin encontrar petróleo,  Greenpeace ha instado a la multinacional y al Gobierno español a realizar una evaluación de los impactos de sus operaciones y cómo estas han afectado a la fauna y flora de la zona, señala la organización ecologista.

Greenpeace apunta que las prospecciones petrolíferas, como las que ha llevado a cabo Repsol en Canarias durante nueve semanas, siempre producen una importante contaminación acústica que afecta a las especies animales de la zona. A esto añade la contaminación química producida, entre otras cosas, por los lodos de perforación y la movilización de contaminantes del subsuelo.

“Repsol se marcha de Canarias por la puerta de atrás y sin dar explicaciones. Es una actitud intolerable que denota la impunidad con la que ha operado la multinacional gracias al amparo del Gobierno central quien también deberá dar explicaciones”, ha declarado Julio Barea responsable de campaña de Greenpeace. “Ahora deberían evaluar que daños han causado sus operaciones en toda la zona”.

Las prospecciones en aguas canarias fueron desaconsejadas por científicos españoles e internacionales y contaban con un amplio rechazo social e institucional en las Islas.  Greenpeace afirma que el gobierno central “ha puesto los intereses de Repsol por encima de los de la ciudadanía” y que incluso destinó un buque de la Armada para proteger las operaciones de la compañía, como quedó de manifiesto el 15 de noviembre, tras las embestidas que sufrieron las embarcaciones de los activistas que denunciaban las prospecciones.

 

 

Share this post

No comments

Add yours