Fotografía del Ministerio de Agricultura en Twitter sobre efectivos desplegados en la isla de La Palma.

Hidroaviones y helicópteros prosiguen su batalla sobre kilómetros de fuego activo en La Palma

Share this post

Cuatro hidroaviones, tres de ellos anfibios con capacidad para alojar seis toneladas de agua cada uno, prosiguen su batalla contra el fuego en La Palma, donde el incendio forestal alcanza su sexto día activo con tres kilómetros de frente por el Este y medio kilómetro por el Sur. Un cuarto hidroavión apagafuegos del 43 grupo del Ejército del Aire se incorporó este domingo a los efectivos aéreos de combate de las llamas en la isla. El Gobierno de Canarias ha dado este lunes por estabilizado el incendio en todos sus frentes y acaba de anunciar que pueden volver a sus casas los 500 vecinos desalojados en la noche del sábado al domingo en Montes de Luna y Tigalate.

Según el recuento de medios aéreos distribuidos por el Ministerio de Agricultura, el dispositivo incluye tres hidroaviones anfibios procedentes de Málaga y Torrejón de Ardoz, un avión de carga en tierra con capacidad para alojar 3.100 litros de agua y tres helicópteros con 1.200 litros de capacidad, dos de ellos con base en la isla de La Palma. A ello se añaden otros helicópteros de la Comunidad Autónoma y del Ejército que prestan tareas añadidas de apoyo en el traslado de recursos materiales y humanos. En total, los medios aéreos que combaten el incendio forestal son doce, tras la retirada para labores de mantenimiento de un helicóptero Kamov.

El Gobierno de Canarias, en cuyas manos está la coordinación de la lucha contra el fuego, mantiene un relativo optimismo sobre la estabilización del incendio declarado en el cono sur de la isla, donde se encuentra el volcán Cumbre Vieja. Pero según los datos aportados a última hora del domingo, el fuego mantiene todavía un frente activo de tres kilómetros de longitud por la vertiente Este de la isla y de medio kilómetro por el Sur. A los medios aéreos se suma un dispositivo terrestre de 220 personas que combaten el fuego sobre el terreno.

El Ministerio de Agricultura, que coordina la aportación de medios de apoyo a la Comunidad Autónoma, ha subrayado que las labores de extinción “se ven complicadas por el viento, la abundante masa forestal y el terreno escarpado con riesgo de desprendimiento de rocas”. Por su parte, el Gobierno de Canarias ha enfatizado el esfuerzo que se desarrolla alrededor de los barrios de Montes de Luna y Tigalate, de los que tuvieron que ser desalojados a toda prisa medio millar de habitantes en la madrugada del domingo, por un giro brusco del viento que alentó las llamas en dirección a la zona poblada. Este numeroso grupo de evacuados ha permanecido desalojado de sus hogares hasta este lunes, en que la Dirección General de Seguridad y Emergencias ha comunicado la posibilidad de que regresen a sus casos. El retorno también se está produciendo en otras zonas, como Las Caletas, donde los afectados por los desalojos sí han podido regresar.

En seis días desde que se propagó a partir de un pequeño fuego encendido por un joven alemán que se encuentra en prisión provisional, el incendio forestal de La Palma ha devorado 4.500 hectáreas y se ha cobrado la vida de una persona, un agente que trabajaba en su extinción.

Agricultura informó este domingo que, además de los efectivos destinados a La Palma, se han distribuido otros 24 medios aéreos entre hidroaviones y helicópteros para sofocar incendios forestales declarados en Jaca (Huesca), Ibias (Asturias), Padiernos (Ávila), Burgos, Riello (León), Cepeda (Salamanca), Cadaqués (Gerona), Gavá (Barcelona), Romagordo (Cáceres), Lobios (Ourense) y Grávalos (La Rioja).

Share this post

No comments

Add yours