La Comisión Nacional de la Competencia mira con lupa el decreto canario de alquiler vacacional

Share this post

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) examina los detalles del decreto canario sobre el alquiler vacacional y ha solicitado documentación sobre esta norma al Gobierno autonómico tras la denuncia presentada por la asociación Ascav que preside Doris Borrego. Dos miembros de la Ascav (Asociación Canaria de Vivienda Vacacional), su presidenta y el responsable de sus servicios jurídicos, Javier Valentín, se reunieron este lunes en Madrid con una comisión de trabajo de la CNMC. La comisión, explicó Javier Valentín, confía en no tener que recurrir a los tribunales para eliminar del decreto canario las restricciones a la libre competencia, como ya hizo con la norma análoga dictada en la Comunidad de Madrid por limitar a un mínimo de 5 noches de pernoctación las que deben admitirse en las viviendas vacacionales. La CNMC decidió llevar el decreto madrileño al juzgado al considerar que limita la capacidad de elección de alojamiento por parte de los usuarios.

Ahora, la CNMC se fija en Canarias, cuya normativa ya somete a un pormenorizado estudio, según explicaron sus representantes a los miembros de la Ascav. Javier Valentín detalló que para la Comisión Nacional de la Competencia, el caso canario es “un asunto importante” y no hay motivo para establecer restricciones al alquiler vacacional. La Ascav recurrió ya recurrió el decreto en vía judicial para intentar derribar los obstáculos más importantes impuestos a los propietarios de viviendas: la imposibilidad de realizar alquiler vacacional en zonas turísticas y la prohibición del arrendamiento de habitaciones.

En esta dirección abundó la Ascav a través de una nota distribuida esta tarde: “La CNMC concluyó que no se pueden establecer barreras de entrada injustificadas a este nuevo tipo de alojamiento turístico y que existen argumentos de peso para retirar las restricciones impuestas por el decreto canario”.

El madrileño es un buen precedente, desde el punto de vista de los intereses de los pequeños propietarios. Javier Valentín explicó que imponer un mínimo de 5 noches equivale prácticamente a impedir la práctica del alquiler vacacional, porque la media de pernoctaciones de los clientes es de 3,2 noches. Añadió que la CNMC tiene en estudio además el fenómeno del alquiler vacacional, en este caso a petición de la Comunidad Autónoma de Aragón.

Los miembros de la Ascav, que aprovecharán su estancia en Madrid para reunirse también con representantes de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), invitaron hoy a la CNMC a estar representada en octubre próximo en el II Foro del Alquiler Vacacional en Canarias.

Share this post

No comments

Add yours