La espera impaciente del pueblo costero de Jover

Share this post

Texto: Rosa Cárdenes ( @rosacardenesd )

Fotografías: Estrella Muti ( @estrellamuti )

La decisión final de Costas sobre este pequeño pueblo, situado en un bello rincón de roca negra en el Nordeste de Tenerife, es clave para el futuro de Jover

Frente al mar y bajando una carretera bordeada de plataneras, en Tejina, el conductor o conductora se topa con un cartel con la siguiente reseña: ¡Bienvenidos a Jover! Una veintena de viviendas y un Club Náutico son los elementos constructivos que componen este pueblo costero, en el Nordeste de la isla de Tenerife, dentro del término municipal de La Laguna. Su principal atractivo es un charco en aguas del Atlántico y una pequeña playa con un muellito, en un bello entorno natural de roca negra desde el que se pueden ver el faro de Punta del Hidalgo, Bajamar y la Mesa de Tejina.

Jover es un lugar desconocido para los turistas, pero aun así son miles de personas las que visitan al año este paraje natural, especialmente los vecinos de Tejina para darse un chapuzón en las llamadas piscinas naturales o un baño de sol en los días de calor, y también muchos habitantes de otros municipios de la Isla.

Este pueblo costero surgió hace décadas a consecuencia de la autoconstrucción de viviendas en la zona y el suelo sobre el que se asienta está catalogado como rústico de protección litoral y afectado por la nueva delimitación de la Ley de Costas, que impide cualquier edificación a menos de 100 metros de la orilla del mar.

Esta nueva situación, que afecta a todas las casas de Jover y al Club Náutico, provocó mucha incertidumbre entre los vecinos ante del temor de perder sus viviendas, y es que, en el recuerdo de estos tejineros y de los tinerfeños, en general, está el desalojo y demolición de las viviendas del poblado pesquero de Cho Vito, ejecutada por sentencia judicial a instancias de la Dirección General de Costas, en el municipio tinerfeño de Candelaria.

La lucha incansable de los vecinos, con el apoyo de distintos colectivos, para salvar Cho Vito no tuvo el éxito esperado. Un año y medio después de aquello, vecinos de J0ver comentan que las reuniones que se han celebrado con representantes del Ayuntamiento de La Laguna en los últimos meses han servido para calmar los ánimos y para que varíe en algo la percepción del problema. En estos encuentros se les ha informado de los pasos que se han dado para intentar que el suelo donde se asientan las viviendas sea catalogado como urbano, con lo que verían su problema resuelto.

Según el ayuntamiento lagunero, la situación de Jover es totalmente distinta a Cho Vito, pues las casas se asentaban en este caso sobre dominio público marítimo terrestre. Las viviendas de Jover se hallan “en zona de servidumbre”, por lo que no cree que se llegue a una situación extrema como la que se vivió en Candelaria, afirma el concejal de Urbanismo, Juan Manuel Bethencourt.

Explica que, en la Ley de Costas, hay una disposición transitoria que permite declarar suelo urbano a espacios “que no lo eran en el año 1988 pero sí físicamente, es decir, demostrando que en ese año Jover ya contaba con los servicios públicos de luz y de agua”. En agosto de 2013, Urbanismo envió un escrito a la Dirección General de Costas “acreditando que este lugar cumple con ese requisito” y todavía espera la respuesta.

“Costas tiene 18 meses para contestarnos y aun no lo ha hecho, también puede hacerlo por silencio administrativo, sería un gran paso porque podemos entonces regularizar y mejorar la situación urbanística de Jóver”, apunta Bethencourt. Afirma el concejal que “los vecinos pueden estar tranquilos por que ninguna de las casas se halla en dominio público y no existe el riesgo de que se vayan a tirar las viviendas”.

Hay quien reprocha al Ayuntamiento de La Laguna que no catalogara en su momento como urbano consolidado el suelo de Jover, como sí lo hizo con La Barranquera (en la imagen en la que aparece el Teide),  un núcleo costero que surgió años después, en la costa de Valle de Guerra, favoreciendo de esta manera al pueblo vecino. Bethencourt dice desconocer los motivos de esa decisión tomada hace años y que quedó recogida en el planeamiento, y por las que los vecinos de Jover han mostrado su disconformidad presentando alegaciones al Plan General.

Hoy en día no existe en este núcleo de Tejina un alumbrado acorde con la costa, acerado adecuado y cabinas telefónicas, aunque sí tiene aseos públicos en una caseta de madera, para dar servicio a la cantidad de visitantes que recibe al año, en su mayoría gente de otros municipios, comentan los vecinos. En este tiempo, los propietarios de las viviendas, muchas de ellas de segunda ocupación, han hecho sus propios remiendos ante algunas carencias que no tendrían si este espacio fuera urbano. Así, han puesto números a sus casas, que no están rotuladas, para que les pueda llegar la correspondencia, haciendo de paso el trabajo más fácil al cartero que llega a este lugar, en el que lo primero que encuentra es un mensaje de bienvenida.

 

Share this post

No comments

Add yours