Imagen distribuida por Salvamento Marítimo el 14 de abril de 2015.

La Fiscalía da carpetazo al hundimiento del Oleg Naydenov al Sur de Gran Canaria

Share this post

La Fiscalía de Las Palmas ha decidido archivar las diligencias sobre el hundimiento a 15 millas de Gran Canaria del barco ruso Oleg Naydenov al no apreciar indicio alguno sobre la comisión de un delito contra el medio ambiente. El decreto de archivo, firmado por el fiscal Javier Ródenas, no estima comportamiento delictivo ni negligencia en el traslado del barco a mar abierto hacia el Sur de Gran Canaria decidido por la Capitanía Marítima después de que se declarara un incendio a bordo cuando el buque se encontraba atracado en el Puerto de La Luz y de Las Palmas. La Fiscalía da por buena la tesis esgrimida tanto por los bomberos como por la propia Capitanía Marítima, en el sentido de que el incendio del barco se encontraba fuera de control, su extinción completa era inabordable en el interior del Puerto por los riegos que conllevaba en el recinto portuario y obligó a trasladar el buque al mar para evitar entre otros el riesgo de vertidos incontrolados en el litoral de la ciudad.

La decisión del archivo se basa en dos actuaciones y dos testimonios: los que aportaron el jefe del operativo de bomberos que intentó apagar el incendio que se declaró en el barco el 13 de abril de 2015 y los riesgos para el Puerto y la ciudad que trató de evitar el capitán marítimo cuando ordenó sacar el barco del recinto portuario y situarlo en alta mar. El primero de estos testimonios describió un escenario de fuego y caos a bordo del Oleg Naydenov que suponía un alto riesgo incluso de pérdida de vidas humanas cuando los bomberos llegaron al buque, según estos datos 7 minutos después de ser alertados.

En el caso del capitán marítimo, el escrito de la Fiscalía tiene en cuenta dos aspectos clave. Por un lado, los peligros que según la Capitanía Marítima comportaba dejar el barco en el Puerto, no solo por el riesgo de propagación del fuego, sino también de hundimiento y vertido dentro del propio recinto portuario, con consecuencias directas sobre todo el litoral este y sureste de Gran Canaria y la posibilidad de que quedara incluso inhabilitaba la planta potabilizadora de agua que abastece a prácticamente toda la isla. Por otro, el hecho de que el mismo capitán marítimo ya hubiese tomado una decisión idéntica en el año 2000, también como consecuencia del incendio en un barco que acabó como el Naydenov hundido en las aguas del Atlántico, por la que también había sido ya asímismo investigado y liberado de responsabilidad penal.

Los testimonios recogidos en el escrito de la Fiscalía desmienten la tesis de que el barco se dirigiera en un primer momento de forma deliberada hacia la costa de Fuerteventura. Según los datos que se relatan, ese acercamiento solo se produjo como consecuencia de la búsqueda de las mejores condiciones de navegabilidad posibles para un barco cuyo interior se encontraba todavía en llamas.

 

Fotografía: Imagen del Oleg Naydenov tomada por el SAR y distribuida el 14 de abril por Salvamento Marítimo

 

Share this post

No comments

Add yours