La Fiscalía francesa confirma que el copiloto estrelló el avión de Germanwings

Share this post

La autoridad judicial indica que el copiloto tenía voluntad de destruir el avión y no ve indicios de atentado terrorista

La Fiscalía francesa asegura que el copiloto del avión de Germanwings estrelló de forma deliberada la aeronave del vuelo 4U9525 en el que viajaban 150 personas, aprovechando la ausencia del comandante, que había salido momentos antes de la cabina de mandos. A 48 horas de la tragedia, la Fiscalía no ve indicios de que se trate de un atentado terrorista aunque asegura que el copiloto tenía voluntad de destruir el avión que se estrelló contra una montaña a 700 kilómetros de velocidad en una tragedia en la que las víctimas “no se dieron cuenta hasta el último momento”.

El fiscal de Marsella encargado de la investigación, Robin Brice, explicó hoy en rueda de prensa los estremecedores momentos previos al accidente con los datos que ha proporcionado el archivo de audio de la caja negra encontrada y asegura que las familias de las víctimas ya han sido informada sobre las pesquisas de la investigación.

Según ello, el comandante y el copiloto hablan de manera “cortés”. Seguidamente, se escucha cómo el comandante dio un brienfing al copiloto sobre el aterrizaje en Duserdolf, pide al copiloto que asuma el mando y se oye cómo se cierra la puerta de la cabina, con lo que se presupone que la abandonó para ir al aseo. Es en ese momento cuando el copiloto, Andreas Lubitz, de 28 años y nacionalidad alemana, “manipula” el descenso del aparato al accionar el Flight Monitoring System .“Accionar el seleccionador de altitud solo puede ser voluntaria”, indicó Robin Brice al respecto. A continuación se escucha cómo el comandante pide entrar en la cabina, pero el copiloto no contesta en ningún momento.

Tampoco respondió el copiloto a las llamadas de los controladores del Centro de Control de Marsella, y mientras tanto se escucha solo su respiración, “una respiración normal”, dijo el fiscal, “con lo que esto significa que estaba vivo y consciente”. A partir de ahí se activan las alarmas para indicar a la tripulación la proximidad a tierra, y en ese momento se oyen golpes violentos, en un intento del comandante de echar abajo la puerta blindada, justo antes del primer impacto del avión en un talud y antes del impacto final contra la montaña.

La Fiscalía desconoce las razones por las que el copiloto tomó esta decisión e interpreta, a la vista de las investigaciones, “el deseo” de esta persona “por destruir el avión”. No cree que sea un suicidio y de momento la causa se investiga como homicidio involuntario, según dijo Brice, quien señaló que las víctimas “se dieron cuenta en el último momento, porque los gritos solo se escuchan justo antes del impacto”. Señaló igualmente que no hay un elemento que haga pensar a la Fiscalía de que se trate de un atentado terrorista.

Sobre el copiloto, el fiscal de Marsella dijo que este tenía capacidad para pilotar la aeronave, en la cual tenia varios centenares de horas de vuelo, y recordó que el comandante era un profesional experimentado, con más de 10.000 horas de vuelo. Dijo también que las familias de ambos se encuentran en la zona próxima a la zona cero, separadas del resto de las familias de los pasajeros del avión siniestrado. Recalco que la Fiscalía investigará el entorno del copiloto y seguirá en la búsqueda de la segunda caja negra para intentar arrojar luz a este terrible suceso.

Share this post

No comments

Add yours