La isla de El Hierro quiere saber qué será de su aeropuerto

Share this post

La presidenta del Cabildo herreño reclama a Fomento una ampliación de la pista y la anulación del sistema AFIS, que deja el aeródromo sin servicio de controladores aéreos en determinadas franjas horarias y los fines de semana y lo asimila en la práctica a un campo de avionetas

 

@teresacardenes

La isla de El Hierro quiére saber qué será en el futuro de su aeropuerto, qué categoría tendrá en la red de AENA, qué tipo de aviones podrán volar a la isla y si el Ministerio de Fomento accederá a anular el sistema AFIS, con el que el ministro socialista José Blanco pretendió en 2010 dejar este recinto sin servicio de controladores aéreos. Todos estos interrogantes los ha trasladado la presidenta del Cabildo de El Hierro, Belén Allende, al jefe del Gobierno canario, Fernando Clavijo, para que trate de buscarles respuesta durante la reunión que mantendrá esta semana con la ministra de Fomento, Ana Pastor. El aeropuerto de El Hierro ha sufrido durante los últimos años un  proceso de degradación administrativa que en la práctica lo ha asimilado casi a un campo de avionetas. Ahora, Belén Allende quiere saber qué será del aeródromo en el futuro.

El Hierro quiere asegurarse su conectividad por vía aérea y disponer de servicios, tarifas e infraestructuras que lo permitan. Allende pide a Clavijo que pregunte a Fomento si el Ministerio está dispuesto a ampliar la pista del aeródromo y a despejar las dudas respecto al futuro sobre la capacidad o no del aeropuerto para recibir aviones de mayor volumen. También pregunta si Fomento está dispuesto o no a suprimir el sistema AFIS y a reponer un sistema de control convencional del tráfico aéreo. “Queremos saber de primera mano”, enfatiza Allende, “qué limitaciones tenemos en cuanto a la categorización del aeropuerto herreño dentro de la red nacional de AENA y cuáles son sus consecuencias de futuro”.

El aeropuerto vive un proceso de degradación operativa progresiva muy próxima al surrealismo desde que en 2010, con el ministro José Blanco sentado en el Ministerio de Fomento, este aeródromo se convirtió en espacio AFIS. La situación arrancó en agosto de 2010 con una orden dictada por Fomento que convirtió el recinto herreño en un aeropuerto con información de vuelo en aeródromo (AFIS). ¿Qué significaba esta orden? Que Fomento dejaba el aeródromo sin servicio específico de controladores aéreos, para sustituirlo por un servicio de información prestado por operadores AFIS, que solo pueden dar información a los pilotos, pero nunca instrucciones.

Para conseguir tal pretensión, Fomento delimitó alrededor del aeropuerto herreño una zona de información de vuelo (FIZ) técnicamente excluida del espacio con control aéreo convencional y con una categoría inferior a los efectos del tipo de aviones que este aeródromo podía recibir. En la práctica, esto significaba imponer una limitación operativa que solo hacía posible recibir aviones pequeños y eliminar el control aéreo convencional: a su entrada al espacio FIZ, los aviones solo recibirían información por parte de los operadores AFIS, que a diferencia de los controladores aéreos convencionales, solo pueden aportar información básica sobre el estado de las pistas, pero no instrucciones para operar.

Lo mismo ocurrió con el aeropuerto de La Gomera (mayo de 2010), igualmente declarado aeropuerto AFIS. Las críticas por parte de los profesionales ligados al tránsito aéreo no se hicieron esperar ante las desconcertantes iniciativas del Ministerio de Fomento. Tan poco claro tenían las condiciones operativas del AFIS, que Fomento tuvo que volver varias veces sobre sus pasos: de entrada, empezó la casa por el tejado y declaró La Gomera y El Hierro como aeródromos AFIS sin haber regulado el AFIS propiamente dicho. Cuando finalmente lo hizo, en septiembre de 2010, primero tuvo que corregirse a sí mismo con un segundo decreto fechado el mismo día.

Pero la guinda llegó en octubre de 2010, cuando Fomento volvió a dictar otra orden para reponer parcialmente el servicio de controladores aéreos en El Hierro y dejar un sistema mixto de AFIS y control convencional. En teoría, el aeropuerto tendría controladores de 8:00 de la mañana a 18:30 de la tarde, con un margen de cambio aleatorio según temporadas. En la práctica, el Ministerio impuso un modelo por el cual el aeropuerto tenía controladores sólo de lunes a viernes en el tramo horario indicado y solo sistema AFIS el resto del día, así como los sábados y domingos. De nada sirvieron las críticas de los controladores aéreos sobre el desconcierto que podía generar este baile de cambios y su advertencia de que no solo se estaba degradando el aeropuerto respecto a su capacidad operativa, sino también sus barreras de seguridad. Y todo esto sin que los pasajeros que vuelan a El Hierro sepan que, aunque paguen tasas, reciben un servicio mermado respecto al obtenido en cualquier otro aeropuerto convencional.

Hace un año, el entonces senador Narvay Quintero (CC) defendió sin éxito que se anulara el sistema AFIS. La respuesta del PP fue que no estaba dispuesto a reconsiderlo por razones económicas. Tampoco sirvió de nada el empeño de Quintero en demostrar que el sistema mixto impuesto en realidad resultaba más caro que un servicio de control aéreo convencional.

Pero no cesan aquí las quejas de Belén Allende. La presidenta del Cabildo de El Hierro también reclama en su carta actuaciones “urgentes” para el mantenimiento y la adecuación de las infraestructuras aeroportuarias. Allende subraya que, “especialmente en sus accesos, exteriores y zona de aparcamientos, el aeropuerto presenta “un evidente deterioro que afecta a la imagen pública” del aeródromo.

En su carta, la presidenta Allende también se interesa por la otra cara de la conectividad: las tarifas que abonan los usuarios cuando intentan volar a una isla que paga dos veces el coste de la insularidad. Así, Allende pide que se modifiquen con urgencia las obligaciones de servicio público que afectan a Canarias. En lugar del sistema actual, que penaliza extraordinariamente el precio de los billetes interinsulares, especialmente cuando se trata de islas no capitalinas, Allende defiende el establecimiento “de rutas interinsulares punto a punto reales y con una tarifa plana flexible en horarios que garanticen la movilidad”.

Además, Belén Allende pide que se extienda a los no residentes una bonificación del 75% en el precio que pagan cuando justifiquen que su destino final sean “las islas menores”. El argumento de la presidenta herreña es que solo de esta manera se podrá compensar de manera efectiva a las islas cuyos aeropuertos no pueden admitir aviones de alta capacidad, como son La Gomera y El Hierro.

 

Si quieres saber más sobre el AFIS:

 

El Hierro: aterriza como puedas 

El PP vota contra la retirada del AFIS 

 

Share this post

No comments

Add yours