La nueva reforma fiscal en el cine afectará al rodaje de grandes producciones en Canarias

Share this post

Los directores Terry Gillian y Helena Taberna, y actores como Al Pacino rodarán el próximo año en las Islas

 Nieves Suárez

Los productores canarios Andrés Santana y Adrián Guerra han querido lanzar un mensaje de optimismo a la producción de películas en Canarias, pese a la nueva reforma fiscal, que limitará las deducciones fiscales para la producciones cinematográficas en las Islas a 3 millones de euros, a partir del 1 de de enero. Los productores canarios coincidieron en una mesa redonda sobre ‘El Impacto de la Industria del Cine en un destino turístico’, que moderó Luis Roca, dentro del  programa del II Foro Internacional de Turismo Costa Canaria que se celebró en Maspalomas, en la isla de Gran Canaria.

Pese a esta noticia, el próximo año se rodarán, en Canarias, producciones como, Napoleón y Betsy, que protagonizará Al Pacino; El hombre que mató a Don Quijote, dirigida por Terry Gilliam (ex Monty Python); El contenido del silencio, de Helena Taberna, o Proyect Lazarus, con el productor canario, Mateo Gil, entre otras.

Según Andrés Santana, las previsiones apuntan a que se va a perder la oportunidad de que grandes producciones, como Exodus, que se rodó en la isla de Fuerteventura con un impacto publicitario y turístico del destino, se graben en el Archipiélago. Señaló que “las Islas continuarán siendo un destino para la grabación de producciones medias, de 3 a 5 millones de euros, salvo que se elija a Canarias por un interés muy concreto”. En cualquier caso, indicó que hay producciones previstas para 2015, “por lo que Canarias seguirá siendo un destino interesante”.

Santana ha sido el responsable de importantes producciones españolas, como Los santos inocentes (1984), Bajarse el Moro, El rey pasmado (1991), Días contados (1994), Secretos del corazón” (1997), Mararía (1998), Hay motivo (2004), ), El último truco (2008) y Blackthorn (2011), entre otras. Su última producción, Nadie quiere la noche, de Isabel Coixet, se rodó, en parte, en un gran plató de Tenerife, gracias a los incentivos fiscales de Canarias. Esta película se encuentra en proceso de montaje, se estrenará en 2015 y tiene como protagonistas a la actriz y actores Juliette Binoche, Rinko Kikuchi y Gabriel Byrne.

En su amplia trayectoria ha trabajado con destacados directores del cine español, Fernando Fernán Gómez, Pedro Almodóvar, Fernando Trueba, Fernando Colomo, Ricardo Franco, Antonio José Betancor, Montxo Armendáriz, Sigfrid Monleón, Mateo Gil o Imanol Uribe. Días Contados, con 19 candidaturas a los Premios Goya, recibió el premio Goya a la Mejor Película, y la Concha de Oro en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Sus producciones han estado nominadas a los Goya en 72 ocasiones y la película Secretos del corazón fue nominada a los Premios Oscar de Hollywood.

Por su parte, el productor grancanario Adrián Guerra, afincado en Barcelona, trabaja en los preparativos de la película El hombre que mató Don Quijote, que dirigirá Terry Gilliam y que se rodará en Canarias, y Maldito viernes, del director Paco Plaza. A sus 30 años, Guerra ya  ha producido 8 largometrajes, desde Enterrado, con 10 nominaciones y tres premios Goya; Buried, Guest (2010), Emergo (2011), Luces Rojas (2012) y Grand Piano (2013).

En la actualidad, está inmerso en el estreno de la coproducción The Gunman, de Pierre Morel, y protagonizada por Sean Penn y Antonio Banderas. Para el próximo año, Guerra adelantó que se podrá poder ver, en la gran pantalla, dos producciones rodadas en Canarias: Cómo sobrevivir a una despedida, que se grabó en Maspalomas, y Palmeras en la nieve, la mayor producción española rodada en Canarias, con localizaciones en varios puntos de Gran Canaria y protagonizada por Mario Casas y Adriana Ugarte.

En 2013, el productor canario fundó en Barcelona la empresa Océano Media, una  consultora y asesora financiera que ha participado en filmes, como Escobar: Paraíso perdido y REC 4. Apocalipsis, que también se grabó en Canarias gracias a los incentivos fiscales, y con su productora, Versus Entertainment, ha participado en  películas como Murieron por encima de sus posibilidades y Luces rojas, ambas de este año, y Enterrado.

Adrián Guerra resaltó la importancia de promocionar los lugares de rodaje como destinos turísticos, una vez que acaban las grabaciones. “Películas como 8 Apellidos Vascos han provocado miles de visitas al lugar del rodaje, como en ocurre en Estados Unidos, dónde muchos de los turistas que visitan Chicago o Los Ángeles, entre otros destinos, no lo hacen por lo bonitas que sean estas ciudades, sino porque el cine las ha hecho famosas mundialmente”, dijo Guerra.

Share this post

No comments

Add yours