La segunda caja negra confirma que el copiloto hizo estrellar al avión

Share this post

La segunda caja negra del avión de Germanwings que se estrelló en los Alpes franceses el pasado 24 de marzo con 150 personas a bordo y que recoge parámetros de vuelo, confirma que el copiloto hizo estrellar al avión de forma deliberada. La agencia francesa y garante de la seguridad aérea (Bureau d’Enquêtes et d’Analyses pour la sécurité de l’aviation civile, BEA), que ha analizado la caja después de entregársela la Fiscalía francesa, señala que el copiloto maniobró el piloto automático para que el avión descendiera hasta los 100 pies y lo accionó en varias ocasiones para que el descenso fuera más rápido, según recogen las agencias.

La información aportada por la segunda caja negra (FDR) coincide con las tesis del fiscal encargado de la investigación, Brice Robin, que amparándose en los datos extraidos del archivo de audio de la primera caja negra, avanzó 48 horas después del siniestro que el copiloto manipuló el mecanismo que provocó el descenso del avión, tras impedir el acceso a la cabina de mandos del piloto y bloquear la puerta, con la intención de estrellar la aeronave.

Este viernes, la Fiscalía de Marsella informaba en rueda de prensa del hallazgo de la segunda caja negra, hallada bajo tierra, y de su entrega a la BEA. El fiscal agradeció la contribución de las autoridades alemanas en la investigación de esta tragedia aérea y se comprometió a informar a cada una de las familias de las víctimas desde que se tengan los resultados de la identificación, a través de las pruebas de ADN. También se comprometió a entregar a los familiares los 470 objetos personales y 40 teléfonos móviles de las personas que viajaban en el avión hallados en la zona del siniestro, así como los restos mortales una vez acabe el proceso de identificación que se intenta, dijo, se resuelva en el menor tiempo posible.

(Fotografía de la Gendarmería Nacional)

Share this post

No comments

Add yours