Llamazares: “La actitud discriminatoria de AENA nos da vergüenza ajena”

Share this post

El diputado de IU, Gaspar Llamazares, ha presentado en el Congreso de los Diputados dos preguntas dirigidas al Gobierno para que explique qué medidas ha tomado “para que las empresas públicas respeten las leyes y políticas de igualdad y no discriminen a las mujeres en función de que queden embarazadas o no, se liguen las trompas o no”, tras conocer la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) que condena a AENA Aeropuertos SA por discriminación por razón de sexo “que nos ha dado vergüenza ajena”, señala el diputado.

Llamazares pregunta al Gobierno si conoce la sentencia que condena a AENA Aeropuertos SA por haber presionado a una aspirante a un puesto de trabajo para que no quedase embarazada y obligarla a revelar sus planes familiares, teniendo que confesar la aspirante que se había ligado las trompas y que no podía tener más hijos.

Todo parte de una sanción de 6.251 € a AENA por discriminación que al final quedó en 3.000 € de indemnización por los daños y perjuicios causados a la trabajadora, indica Llamazares en su escrito y en el que incorpora el contenido de la sentencia del día 7 del pasado mes de abril. En el proceso de oficio instado por la Dirección General de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS), el TSJC estima la demanda presentada contra la empresa AENA Aeropuertos SA por entender que dicha empresa ha discriminado por razón de sexo a una trabajadora, infringiendo con ello lo dispuesto en el artículo 4 párrafo 2º letra c) del Estatuto de los Trabajadores y condena a aquella a indemnizar a ésta en 3.000 € por los daños y perjuicios causados con su conducta.

El día 26 de mayo de 2009, señala el tribunal, en el curso de una entrevista de trabajo que la empresa AENA Aeropuertos SA celebró en sus instalaciones del Aeropuerto Tenerife Norte para nuevas contrataciones de titulados, los entrevistadores preguntaron a la aspirante, casada y madre de dos niñas menores, que se desplazó desde Valladolid a Tenerife para participar en el proceso de selección, por su situación personal (marido, hijos) y le hicieron presente las dificultades que tendría para encontrar colegio para sus hijas y para que su marido consiguiera trabajo en la Isla. Además le advirtieron que no querían a alguien que se cogiera una baja por maternidad, teniendo que confesar la aspirante que se había ligado las trompas y que no podía tener más hijos. Concluidas las entrevistas fue seleccionada para cubrir el puesto la otra candidata finalista que concurría con la actora, que a las mismas preguntas respondió que no tenía pareja ni hijos.

El tribunal indica: Como acertadamente apunta la Magistrada de instancia, el hecho de someter a una candidata a preguntas familiares y personales totalmente ajenas al trabajo a desempeñar, sea cual sea el lugar de prestación de los servicios (pues ya había manifestado su disponibilidad a desplazarse), supone una conducta discriminatoria, puesto que la trabajadora se ha visto obligada revelar sus planes familiares y datos médicos pertenecientes a su más estricta intimidad, innecesarios para una gestión de personal responsable y respetuosa con la dignidad del empleado.

 

Share this post

No comments

Add yours