Los controladores franceses cancelan su temida huelga en el último minuto

Share this post

La huelga inminente de controladores aéreos más temida por las aerolíneas ha sido cancelada en el último minuto: tanto Eurocontrol como el sindicato de controladores de Francia acaban de anunciar que ha quedado sin efecto el paro previsto para los días 2 y 3 de julio, en plena operación salida vacacional y por la que se temían graves contratiempos en los aeropuertos galos, con impacto colateral en toda Europa. El Sindicato Nacional de Controladores de Tránsito Aéreo (SNCTA) de Francia ha relacionado esta cancelación con los resultados de su última ronda negociadora con las autoridades francesas, aunque a la hora de redactar esta información aún no había precisado los acuerdos alcanzados.

Con esta huelga, cuyo efecto sobre España habría sido superior al de los paros fraccionados convocados por los controladores aéreos españoles, el colectivo francés quería protestar entre otras cosas por la precarización progresiva de este colectivo, tanto en términos profesionales como económicos. En una carta dirigida a las autoridades francesas cuando se comunicó el previso de huelga, el sindicato galo lamentó que, a pesar del incesante crecimiento del transporte aéreo, tanto las medidas políticas nacionales como las alentadas por la Unión Europea lleven “a una restricción de los medios materiales y humanos” para prestar servicios esenciales como el del control de tránsito aéreo. Esta tendencia, alertaron los controladores franceses, “conduce a una desmotivación y a una inquietud creciente que el personal no ha visto jamás en décadas”.

En su lista de demandas, los controladores incluían modificaciones en las tasas de navegación y el análisis de las necesidades específicas de los controladores con la vista puesta en 2020, así como las contrataciones necesarias. La lista de reclamaciones incluía también la demanda de una compensación a partir de este verano por los sobreesfuerzos asumidos por el personal para atender lo que el sindicato considera una falta de recursos humanos o una gestión inadecuada de estos efectivos, la reposición de complementos salariales que habían sido suprimidos y la definición de medidas precisas sobre la jubilación de los controladores aéreos nacidos entre 1959 y 1964.

La huelga ahora cancelada por los controladores franceses era la tercera prevista por Eurocontrol para los próximos días en Europa, junto con la convocada por la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) en España y una tercera prevista por los controladores italianos. Tras los realizados en junio, los controladores aéreos españoles tienen previsto realizar paros de tres horas durante los días 11, 12, 25 y 26 de julio, para reclamar la suspensión de los expedientes administrativos abiertos a 61 controladores aéreos de Barcelona y la readmisión de otro profesional despedido en Santiago tras los episodios del puente de la Constitución de 2010.

En una entrevista con ATCPress, la responsable de comunicación de USCA, Susana Romero, lamentó la falta de disposición de las autoridades españolas para llegar a un acuerdo, una pasividad que vinculó con la continuidad en el Ministerio de Fomento con personas que tuvieron un papel clave en los graves conflictos de 2010, entre los que citó expresamente a la ex responsable de Navegación Aérea y actual secretaria general de Transportes, Carmen Librero. (Lee aquí la entrevista completa)

Tras las decenas de cancelaciones que provocó la última protesta de los controladores franceses, Romero también subrayó la ironía que supone que en España tengan más impacto las protestas de los profesionales galos que las programadas por los controladores españoles. USCA denunció en su momento los servicios mínimos dictados por el Ministerio de Fomento, que en la práctica eran del cien por ciento para los controladores de frecuencia (los que mantienen contacto directo con los aviones).

 

Share this post

No comments

Add yours