Los controladores aéreos inician sus paros este sábado ante la falta de acuerdo con Enaire

Share this post

La ministra Pastor irrita al colectivo con una visita al aeropuerto londinense de Luton, mientras su conflicto se encamina hacia un callejón sin salida

 

Los controladores aéreos se disponen a iniciar este sábado la primera tanda de paros parciales ante la imposibilidad de llegar a acuerdo alguno con Enaire. La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) confirmó hoy este inicio de los paros y reprochó al Ministerio de Fomento la falta de voluntad para llegar a un acuerdo, a pesar de la voluntad expresada por su titular, Ana Pastor. USCA anunció también su intención de recurrir los servicios mínimos impuestos por Fomento a los controladores, elevados a un 80 por ciento de la plantilla programada, al considerar que supone una obstrucción al ejercicio del derecho constitucional a la huelga. En medio de esta situación, los profesionales de tránsito aéreo no ocultaron hoy su irritación ante la visita que la ministra Pastor realizó este miércoles al aeropuerto británico de Luton, en Londres, integrado en la red de AENA, mientras su conflicto se encamina otra vez hacia un callejón sin salida.

“Al igual que sucedió el pasado mes y a pesar de las afirmaciones realizadas por la Ministra de Fomento, Ana Pastor, resulta evidente la ausencia de verdadera voluntad de diálogo por parte del ente público, como se ha demostrado en las reuniones mantenidas entre el Comité de Huelga y Enaire en las últimas semanas”, subrayó hoy el sindicato USCA. En la víspera, se había generado cierta expectativa en este sector profesional ante una nueva ronda negociadora con Enaire, que sin embargo ha vuelto a saldarse con un fracaso. En este contexto, se mantienen los paros parciales programados: entre las 10:00 y las 13:00 horas (hora peninsular) para los sábados 11 y 24 de julio y entre las 17:00 y las 20:00 horas de los domingos 12 y 25 de julio.

La huelga, que ya tuvo un preámbulo de impacto mínimo en junio por los servicios mínimos que dictó Fomento, tiene por objeto reclamar la readmisión de un controlador aéreo despedido en Santiago y la desactivación de los expedientes disciplinarios reabiertos a otros 61 controladores de Barcelona, en ambos casos como consecuencia de los conflictos que vivió España en diciembre de 2010 con el cierre del espacio aéreo, al declaración del estado de alarma y la militarización de los centros de control aéreo.

USCA considera inexplicable que ambas medidas se mantengan pese a los varapalos judiciales cosechados por la Administración con el sucesivo archivo de las causas contra los controladores en 21 juzgados de toda España.

“USCA”, dice la nota divulgada hoy por el sindicato, “considera inadmisible la negativa de Enaire a la búsqueda de una solución acordada para la readmisión del controlador Marco Antonio Enríquez, del TACC de Santiago, después de que el tribunal de instrucción encargado de la causa penal resolviera que eran falsos los argumentos en que la empresa fundamentó su decisión de despedirlo”. El sindicato extiende el mismo razonamiento al caso de los 61 controladores expedientados en Barcelona, que se exponen a una suspensión de empleo y sueldo de un mes, pese al archivo judicial de la causa.

El sindicato también ha recordado hoy que, en los paros de junio, Fomento ya vulneró a su juicio el derecho a la huelga, al dictar unos servicios mínimos que alcanzaron a todos los controladores de frecuencia (los que se mantienen en contacto con los aviones), para reducir el mínimo el impacto de la huelga.

Share this post

No comments

Add yours