Controladores y Enaire van a por el cuarto intento de un acuerdo que evite los paros de 12 horas

Share this post

El comité de huelga de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) y el gestor de navegación aérea (Enaire) volverán a reunirse este jueves 24 de septiembre en Madrid en un cuarto intento de cerrar un acuerdo que evite los paros de 12 horas convocados para los sábados 26 de septiembre y 3 de octubre. Ambas partes se dieron cita este miércoles en una nueva reunión que volvió a terminar sin acuerdo. Pero USCA no se dará por vencida en la negociación mientras aprecie en la otra parte voluntad de dialogar, señalaron fuentes del sindicato de controladores. A su vez, el Ministerio de Fomento mantiene dictados en todo caso altos servicios mínimos, por el temor de que estos paros más prolongados generen consecuencias en cadena de mucho mayor calado que las huelgas fraccionadas precedentes en tandas de solo tres horas.

El de mañana será el cuarto encuentro que mantengan USCA y Enaire para abordar las dos reclamaciones que motivan la convocatoria de los paros de 12 horas y que, si no llegara a alcanzarse un acuerdo, comenzarían en la Península a las 06:00 horas del sábado 26 de septiembre hasta las 18:00 horas. Dado que en Canarias los paros se llevarían a cabo en horario insular, la protesta tendrían virtualmente una duración total de 13 horas, pues la normalidad no quedaría restablecida hasta que finalizara la huelga en las Islas.

Dos causas motivan este paro: la reclamación de USCA de que sea readmitido el controlador aéreo despedido en el centro de Santiago y la exigencia de cancelación de las sanciones (un mes de suspensión de empleo y sueldo) impuestas a 61 controladores de Barcelona, en ambos casos como consecuencia de los graves episodios vividos en los aeropuertos en el puente de la Constitución de 2010.

El comité de huelga ha mantenido ya tres reuniones con Enaire: el pasado viernes, el lunes 21 y hoy mismo. El viernes, el encuentro entre las partes negociadoras coincidió con la publicación por parte del Ministerio de Fomento de los servicios mínimos para las dos jornadas de paro. En Twitter, algunos controladores aéreos expresaron su desconfianza ante el hecho de que Enaire, sin finalizar las negociaciones, ya comenzara la notificación de los servicios mínimos. Con todo, el sindicato USCA mantiene su confianza en esta nueva ronda negociadora y en la hipótesis de que sea posible desconvocar los paros.

Hace una semana y por un alto porcentaje de votos, USCA decidió endurecer para el último sábado de septiembre y el primero de octubre la tanda de paros que iniciaron en junio para exigir a Enaire la readmisión del controlador aéreo despedido en el centro de Santiago y la anulación de las sanciones disciplinarias impuestas a otros 61 de Barcelona, a pesar de que tanto la Justicia como la Agencia Estatal de Seguridad Aérea archivaron la causa abierta contra ellos. Hasta ahora, Enaire se ha mantenido inamovible ante la reclamación de levantar ambas sanciones.

Los controladores interrumpieron durante el mes de agosto sus protestas para no perturbar las vacaciones de los ciudadanos, pero decidieron la pasada semana reanudarlas ante el inmovilismo del gestor de navegación aérea. En esta ocasión, los miembros de USCA han dado una vuelta de tuerca a su protesta después de que las tandas precedentes de paro, en fracciones de tres horas, fueran invisibilizadas por los servicios mínimos dictados por el Ministerio de Fomento.

Aunque Fomento ha vuelto a dictar servicios mínimos elevados, que cifra en un 80 por ciento de la plantilla programada, sería prácticamente inevitable que se produjeran retrasos en cascada cuyo efecto se propagaría a las conexiones con el resto del mundo.

Share this post

No comments

Add yours