Los empresarios demandan a AENA una nueva terminal en Tenerife-Sur

Share this post

Afirman que el Reina Sofía llegará a un “colapso inadmisible” de no construirse la nueva terminal

AENA les dice que es innecesaria porque todavía hay margen de crecimiento, algo que no comparten los empresarios

La Plataforma por la Defensa de las Infraestructuras de Tenerife, liderada por la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife y CEOE Tenerife, reclama a AENA la construcción de una nueva terminal en el aeropuerto Tenerife-Sur, al considerar que, en estos momentos, su capacidad para recibir pasajeros se encuentra al 90 por ciento. Los empresarios advierten que de no abordarse esta nueva infraestructura, cuya planificación y desarrollo puede tardar entre 8 y 10 años, el Reina Sofía llegará a una situación de colapso “inadmisible” para una isla cuya economía depende de sus infraestructuras aeroportuarias y, especialmente, de este aeropuerto, que canaliza el 70 % del flujo económico de Tenerife.

El sector empresarial, que ha cerrado filas en torno a la demanda de la construcción de una nueva terminal en el aeropuerto del sur de Tenerife, considera que, en dos o tres años, el tráfico aéreo de la isla superará los 10 millones de pasajeros, por lo que también piden que la T2 entre en funcionamiento de manera urgente. Para la mencionada plataforma, “este aeropuerto constituye una de las columnas vertebradoras de la economía de la provincia de Santa Cruz de Tenerife” y las actuaciones futuras son “fundamentales para mejorar sus capacidades”.

Así fue trasladado al director de Aeropuertos del Grupo Canarias, Mario Otero Andión, y al director del aeropuerto Tenerife-Sur, Santiago Yus Sáenz, en la reunión que se celebró en la tarde del lunes en la sede de la Cámara de Comercio, en la que participaron el presidente de Ashotel, Jorge Marichal, los vicepresidentes de la Federación de Empresas de la Construcción (Fepeco), Ángeles Palmero, y Diego Vega la Roche, el presidente de la Federación Canaria de Empresas de la Construcción (Fecac), Martin Padrón, los miembros del Comité Ejecutivo de la Cámara, Santiago Sese Alonso Grupo Razzia y Arturo Escuder Martin, y el coordinador insular de Turismo y Proyectos Estratégicos del  Cabildo de Tenerife, Miguel Becerra.

A la plataforma le preocupa que la nueva terminal que se demanda quede fuera del Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA). Se trata de un plan quinquenal de inversiones destinado a garantizar el mantenimiento y adecuación de la red de aeropuertos con un importe estimado de 450 millones de euros anuales. Las inversiones que prevé AENA en la isla entre 2015 y 2018 son simplemente para mantenimiento y no hay inversión nueva.

Por su parte, los representantes de AENA explicaron que, en estos momentos, la construcción de una nueva terminal es innecesaria porque todavía hay margen de crecimiento, ya que la capacidad anual de la terminal actual es de 12 millones de pasajeros, por lo que su ocupación media anual es de un 76,5 %. Una cifra con la que no coinciden los empresarios, que argumentan que el único dato existente en la actualidad es el del propio Plan Director del TFS que fija en 10 millones de pasajeros el nivel de saturación de la terminal.

Asimismo, los responsables de AENA defendieron que las encuestas que se realizan anualmente entre los pasajeros avalan la calidad de los servicios y espacios de este aeropuerto e indicaron que la puntuación alcanza un notable alto en 2014. Unos sondeos que el sector empresarial reclamó que se hicieran públicos porque no entienden que una administración pública no sea transparente con esos datos que son determinantes para orientar las estrategias de gestión de este tipo de infraestructuras.

En estos momentos, Tenerife-Sur es el segundo aeropuerto con mayor tráfico de pasajeros del Archipiélago y el séptimo de España. Además, el Reina Sofía es el primer aeropuerto turístico español de la red de AENA, con un 92 % de pasajeros que viaja por este motivo. Conecta la isla con cientos de destinos, especialmente del Reino Unido, Alemania e Italia, además de vuelos a otros puntos de España, Europa, América y África.

En la actualidad, la capacidad máxima del Aeropuerto Tenerife Sur está entre 9 y 10 millones de pasajeros al año,, incluyendo la terminal T2, que no ha entrado en funcionamiento. Por lo tanto, según apunta el sector empresarial, el edificio terminal “casi no tiene reserva de crecimiento, lo que supone que la decisión de construir una nueva terminal debe de adoptarse de inmediato teniendo en cuenta los plazos de ejecución de este tipo de obras”. Señala además que “el edificio del aeropuerto cumplirá en poco tiempo 50 años, con un modelo obsoleto, que no puede dar una respuesta de calidad a los flujos turísticos y a las nuevas exigencias de los viajeros”.

 

 

Share this post

No comments

Add yours