Los pilotos suspenden la labor de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea

Share this post

Un 69 % considera el deterioro profesional como principal problema del sector, según el aerobarómetro de Copac

Los pilotos españoles no aprueban la labor de las principales instituciones públicas encargadas de velar por la seguridad aérea en el país. Los pilotos consideran que la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) “no cumple de forma adecuada” con sus funciones de supervisión de las operaciones aéreas y defensa de los derechos de los pasajeros, según el aerobarómetro del Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (Copac), un estudio de percepción sobre el sector aéreo realizado por cuarto año consecutivo entre sus más de 6.000 colegiados.

A ese respecto, la agencia dependiente del Ministerio de Fomento obtiene un 3,2 de una puntuación del 1 al 10 en el estudio realizado para Copac por parte de Ipsos Loyalti, a través de 620 entrevistas.

Los datos del aerobarómetro, indica Copac, muestran un inadmisible “inmovilismo” de las instituciones públicas encargadas de velar por la seguridad aérea en el país, “lo que genera una gran desconfianza de los pilotos, que se manifiesta a la hora de realizar reportes de seguridad”, y señala que es imprescindible un cambio de actitud orientado a potenciar el sector aéreo nacional, trabajar de forma preventiva y ofrecer un auténtico servicio público a los ciudadanos como usuarios del transporte aéreo, contando con el conocimiento y la participación real de los profesionales.

En este sentido, Copac reclama un compromiso por parte de los partidos políticos con la aviación, un sector clave por su vinculación al turismo y para la generación de empleo y riqueza que debe contar con propuestas estratégicas recogidas en los programas electorales, señala.

El estudio, añade, revela que los principales problemas del sector se mantienen y no hay propuestas para su mejora. Un 69 % de los pilotos considera el deterioro profesional como principal problema del sector en España, al que le siguen el desempleo y la debilidad de la industria nacional.

En cuanto a la valoración de las compañías, en el aerobarómetro destaca la mejora de percepción de Iberia, cuya alta dirección obtiene un 6,1 (frente al 1,8 de 2013) y la dirección de operaciones un 7,8 (un 1,3 en 2013). Por el contrario, la valoración de Vueling empeora con puntuaciones que bajan de media dos puntos respecto a 2013 en todos sus departamentos. Según Copac, continúan siendo “muy preocupantes” las bajas valoraciones de los pilotos en Air Europa, Air Nostrum y el operador de trabajos aéreos Inaer.

Los datos muestran, a juicio del Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial, que es posible un cambio positivo para crear un clima de confianza que redunde en una mejora de la seguridad y del servicio al pasajero, como muestran los datos de Iberia. “Un clima de confianza entre profesionales, autoridades aeronáuticas y aerolíneas”, señala, “es fundamental para conseguir un sector aéreo capaz de ofrecer expectativas de futuro para el sector y que permitan recuperar a los profesionales cualificados que en los últimos años han emigrado a otros países. Según los datos del aerobarómetro, un 32 % de los encuestados busca trabajo en el extranjero.

 

 

Share this post

No comments

Add yours