Los robots submarinos sellan un primer punto de fuga del Oleg Naydenov

Share this post

Colocan un cofre de acero en el lugar por el que fluye el fuel

Los robots submarinos operados por la empresa noruega Otech en el lugar donde se hundió el pesquero ruso Oleg Naydenov, a 15 millas al sur de Maspalomas (Gran Canaria) han sellado el primer punto de fuga de hidrocarburos. Para ello, indica el Ministerio de Fomento, se ha colocado un cofre de acero (cofferdam) en el lugar por el que fluye el fuel. La operación se lleva a cabo mediante dos ROV (por sus siglas en inglés) a bordo del buque de exploración Fugro Saltire, donde un técnico de operaciones especiales de Salvamento Marítimo supervisa las operaciones, indica Fomento. Los trabajos del sellado del resto de puntos de fuga continuarán en los próximos días.

Fomento informa de que los aviones de Salvamento Marítimo, que realizan 3 vuelos diarios de vigilancia en la zona del hundimiento y costas sur y sudoeste de Gran Canaria, han detectado en el primer vuelo de este lunes restos de contaminación en la zona del hundimiento del buque y algunas manchas ligeras y dispersas entre Maspalomas y Pasito Blanco. Los análisis de muestras determinarán si estas últimas proceden del Oleg Naydenov o tienen otro origen.

Asimismo, el Centro de Salvamento Marítimo en Las Palmas coordina el dispositivo de vigilancia y limpieza de hidrocarburos integrado por medios de Salvamento Marítimo, Gobierno de Canarias y Cruz Roja. En la zona se halla el buque Miguel de Cervantes, donde realiza tareas de vigilancia y dispersión mecánica de los restos de fuel en la superficie.

Este fin de semana, los buques Luz de Mar y Punta Salinas, la Salvamar Menkalinan y Guardamar Talía han realizado labores de dispersión mecánica y recogida de hidrocarburos entre las playas de Tasarte y Arguineguín, en el sur de Gran Canaria.

Por su parte, el Gobierno de Canarias y el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, mantienen sus programas de voluntariado y atención a la fauna. Este fin de semana se recuperaron dos tortugas, una de ellas muerta, si bien posteriormente se certificó que la causa del fallecimiento no fue el hidrocarburo, señala el ministerio. También se recogió una pardela afectada por el vertido. Estos ejemplares fueron trasladados a los centros de atención a la fauna de Tafira y Taliarte, donde son atendidos.

 

Share this post

No comments

Add yours