Madrid-Barajas operará a partir de mañana sin una de sus cuatro pistas por obras

Share this post

Es la que se utiliza preferentemente para el despegue y aterrizaje de aeronaves de gran envergadura, según AENA

La pista de mayor longitud del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, la 18R-36L, estará inoperativa a partir de mañana, 17 de abril, y hasta el 17 de mayo por el comienzo de las obras de regeneración del pavimento y renovación del balizamiento de la pista y sus calles de rodaje. AENA informa de que los trabajos en esta pista de 4.179 metros de longitud, en servicio desde 1998, han sido adjudicados a la empresa Dragados SA por AENA por 14,1 millones de euros.

De las cuatro pistas del aeropuerto madrileño, la 18R-36L es que se utiliza preferentemente para el despegue de las aeronaves de gran envergadura, las que operan los vuelos transatlánticos. De manera simultánea a la obra de regeneración de pavimentos de dicha pista, AENA indica que se han programado otras actuaciones entre las que se encuentran el traslado de la base de deshielo de aeronaves en la cabecera 36R y el traslado del ILS, sistema de ayuda al aterrizaje, en la cabecera 18R.

En cuanto a los detalles de la obra principal, señala que se regenerarán aproximadamente 167.000 toneladas de pavimento flexible y 5.000 toneladas de hormigón. Se dispondrá de 14 fresadoras, 3 plantas de aglomerado asfáltico en obra más otras 2 plantas externas, 8 extendedoras, 20 tándem de compactación, 15 compactadores neumáticos, cerca de 100 camiones y 2 plantas de hormigón externas. Para renovar la instalación del balizamiento se utilizarán las últimas tecnologías LED en luces aeronáuticas de superficie, para reducir la huella ambiental lumínica. Además, se instalarán alrededor de 1.100 nuevas balizas y se tenderán en torno a 300.000 metros de cable.

Desde el punto de vista de la sostenibilidad ambiental, AENA señala que se aprovechará todo el material posible de la demolición del pavimento del fresado para reutilizarlo en la obra. El material de balizamiento se desmontará de modo que quede disponible como repuesto.

El gestor aeroportuario afirma que acomete esta actuación antes de que finalice la vida útil de la infraestructura y anticipándose así a situaciones que pudieran comprometer la capacidad operativa del aeropuerto, lo que los operadores, principalmente compañías áreas, “asumen y comprenden como una prioridad”. Indica también que la actuación en la pista, a efectos de capacidad operacional, se ha planificado y coordinado previamente con los operadores y con Enaire, el proveedor de servicios de navegación aérea.

 

Share this post

No comments

Add yours