Sebastián Ruiz Benítez, padre del teniente Ruiz Galván, fallecido en el accidente del SAR de marzo de 2014 en Canarias

“Me pregunto si en la cúpula de Defensa solo están los más mediocres y los más pelotas”

Share this post

Sebastián Ruiz, padre de uno de los militares del SAR fallecidos en un accidente de helicóptero en 2014, dice que “los generales y Morenés siguen a lo suyo porque no son ellos los que se la juegan”

 

“El 802 Escuadrón del SAR se está quedando sin pilotos y sin mecánicos. Sus helicópteros están parcheados por todos sitios y cuando salen a volar vuelven de milagro y a veces no vuelven”

 

“Habría que plantearse de toda la cúpula de Defensa y del Ejército del Aire si es que son las personas más idóneas o si son los más mediocres y los más pelotas los que están ahí”. Sebastián Ruiz Benítez es el padre del teniente Sebastián Ruiz Galván, uno de los cuatro militares fallecidos en el accidente del SAR que se produjo en aguas de Canarias el 19 de marzo de 2014. Su hijo perdió la vida cuando el helicóptero en el que volaba se estrelló violentamente en el mar durante unas maniobras nocturnas: el accidente se produjo apenas unos segundos después de que el Súper Puma se quedara a oscuras por un fallo en el lanzamiento de una bengala de iluminación que debía realizarse desde un avión de apoyo. Hoy, durante una entrevista con varios periodistas en COPE Canarias, realizada tras el segundo accidente mortal del SAR en Canarias en 19 meses, Ruiz Benítez ha pedido a los informadores que ayuden a las familias a descubrir la verdad. “Los generales y el ministro de Defensa siguen a lo suyo, porque no son ellos los que se la juegan”.

¿Cómo ha vivido esta nueva tragedia del SAR, Sebastián?

Esto es volver a revivirlo todo. Uno lo tiene presente las 24 horas del día, pero con esto es mucho más cruel, porque de nuevo se hace uno muchas preguntas. Cómo es que no han hecho ningún caso a todos los consejos, a todas la peticiones… Los generales, empezando por el Jefe del Estado Mayor del Aire y el ministro y demás, siguen a lo suyo. Como no son ellos los que se la juegan, pues da lo mismo.

Usted decía el viernes que los militares del SAR no pueden seguir volando en cafeteras…

Voy a jugar a adivino. Le voy a adelantar que cuando la CITAAM (Comisión de Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares) haga su informe, dirá que son factores humanos. Ya lo tienen previsto, la CITAAM está para eso, no para descubrir lo que de verdad ocurrió.

¿Pero entonces, cuántos helicópteros más se tienen que caer…?

El 802 escuadrón del SAR con base en Gran Canaria se está quedando sin pilotos y sin mecánicos… ¿A qué esperan? ¿Tanto cuesta ser humildes? No están los aparatos para pedirles determinados esfuerzos y no solo por la edad que tienen, sino porque con un mantenimiento defectuoso por falta de medios están parchaedos por todos sitios, cada vez que salen a volar vuelven de milagro y a veces ni vuelven, como ha pasado ahora.

¿Está satisfecho con la información que ha proporcionado estos días el Ministerio de Defensa?

De ninguna de las maneras. El ministro, siguiendo no sé qué consejo ni de quién, ha estado desinformando. Y cuando tenía la obligación de informar porque todo el mundo se le echa encima, se saca el secreto de sumario. ¿Qué oportuno, no? ¿Secreto de qué, si él sabía que se habían estrellado, hombre?

Usted ya había pronosticado tras el accidente de su hijo que volvería a ocurrir y ha ocurrido.

Desgraciadamente ha sido así, me hubiera gustado equivocarme, pero desgraciadamente no ha sido así. Esto es un desastre, un escándalo. Las personas en la calle tienen que reaccionar, esto no puede ser, son vidas humanas, son personas que se juegan la vida… Pero una cosa es que se jueguen la vida y otra cosa que alguien desde un despacho caprichosamente las ponga en juego porque no se toma en serio el que haya unas medidas de seguridad que se tienen que adoptar. Países que se supone que están menos dotados económicamente que España tienen en sus servicios de rescate aparatos más modernos y adecuados, por la seguridad de quienes los llevan y también de las personas que vayan a rescatar. A nadie se le escapa, es que no hay que ser muy listo para ver eso.

Ha criticado usted la gestión posterior del accidente. ¿Qué cree que se tenía que haber hecho y no se hizo?

Lo primero, empezar a reconocer que hasta los protocolos de actuación están anticuados. Si se ha perdido la señal de radar de un aparato en tránsito desde África a Canarias, no se puede esperar… Cuando el primer F-18 ha llegado al lugar del accidente lo que descubre es que allí estaba todo el mundo menos los que tenían que estar. Se ha hablado de un barco holandés. Pero nadie ha dicho qué barco, qué matrícula tiene y además han  permitido intoxicar con una serie de barbaridades y de mentiras. En el momento en que se pierde señal con una aeronave tienen que salir inmediatamente a buscarlo con el medio más rápido, contactar mediante Asuntos Exteriores con Marruecos  y salir luego con un Delta 4. Y lo que no se puede es mandar un helicóptero para que espere en tierra en Dakhla. El helicóptero debe ir al mismo teatro de operaciones, porque si los accidentados están vivos no se puede perder tiempo.

Pero aquí hay cosas que son incomprensibles. ¿Cómo es posible que digan que el barco holandés remolcó el helicóptero hasta que se desprendió la cabina y manifestaron que no había nadie dentro? ¿Dónde está la persona que lo ha dicho? No me creo nada de lo que esta gente dice, porque es un disparate. Esto no se puede coger por ningún sitio. Ya no es pedir una dimisión. De toda la cúpula de Defensa y del Ejército del Aire habría que plantearse si es que son las personas más idóneas o los más mediocres y los más pelotas los que están ahí. Lo puedo decir más alto, pero no más claro. Porque al inefable general Salto, que se lució con lo de mi hijo y sus compañeros, encima lo hacen nada más y nada menos que jefe del gabinete del ministro y lo ascienden a teniente general. ¡Vaya tela!

Le agradecemos que haya estado hoy en esta entrevista…

Sólo quiero deciros, porque sé lo que les espera ahora a las familias, porque lo he vivido y lo sigo viviendo, que en la medida que podáis nos ayudéis a que se sepa la verdad. No la de ellos, que es la mayor de las mentiras, sino la verdad de todo.

 

 

 

 

Share this post

14 comments

Add yours
  1. Paloma 2 noviembre, 2015 at 17:03 Responder

    Mientras tanto silencio en el ejercito.
    Como ocurrio con el Yack.
    No se a que espera a decir el ejercito…en las condiciones que van a otros paises…las maniobras sin municiones….
    Mi más sentido.pesame a las familias…aseguraros que los cuerpos son los de vuestros hijos…a nosotros nos engañaron, nos mintieron y nos ultrajaron…y ahi esta premiado el sñr. TRILLO PREMIO A LA MENTIRA…CONSUL .
    Cuanto lo siento revivo la historia de mi hermano, el comandante Ripolles.

  2. JOSE ANGEL 1 noviembre, 2015 at 10:25 Responder

    Si, como es posible, esta nueva pérdida se ha debido a causas técnicas, la culpa es de la Sociedad que no entiende que España tiene que invertir mucho más dinero en nuestra Defensa. Los políticos, con más o menos acierto, hacen lo que la Sociedad les encarga. No es lógico que sigan en servicio helicópteros de 1966, como en la Armada. Tampoco lo es la adquisición de material por razones estrictamente políticas y económicas, casi siempre en contra de las recomendaciones de lo expertos. No es cuestión de un nombre o un partido. Es cuestión de mentalidad y mientras ésta no cambie, seguiremos siendo una Nación de pandereta con consecuencias como la que estos días nos desgarra las entrañas a los que conocemos este mundillo.

  3. juanjo 1 noviembre, 2015 at 09:17 Responder

    En primer lugar mis sinceras condolencias.
    En segundo lugar, le contesto: Ambos, mediocres y pelotas.
    En cualquier lugar de occidente, ante la metedura de pata de que habían sido rescatados, despues, capturados…. cualquier ministro de turno habría dimitido.
    No obstante entiendo que este accidente, como ya ocurrió con el YAK 42, se daba por descontado que algún día ocurría y los militares lo saben.
    Es lo que tienen los sistemas jerárquicos y endogámicos.

    De nuevo, lo siento y ánimo.

  4. Agustín 31 octubre, 2015 at 23:17 Responder

    Las libres designaciones de los dirigentes en Defensa sirven para no poner pegas, si las pones no llegas a lo más alto. Esto significa que aunque las cosas no funcionen, nadie se atreve a decirlo hasta que ocurren estas desgracias. Luego todo el mundo lo sabía, pero nadie dijo nada. El miedo esta instalado permanentemente, si hablas caes en desgracia y tu carrera al cubo de la basura.

  5. JCP 31 octubre, 2015 at 22:37 Responder

    Lo peor de lo que dice este hombre, al que transmito mi más sincero pésame, no es que un jefe sea incompetente, es que sé por experiencia, que se suelen rodear de de mediocres y lamec.los con el único fin de que no les puedan hacer sombra y, desde luego, para que ninguno de los que estén al tanto de sus turbios manejos, sea capaz de denunciarlos, cosa a la que todo funcionario está obligado por ley.
    Para corroborar, en parte, lo que digo, ¿Han reparado ustedes en que la gran mayoría de los componentes del Ejercito Español pertenece a un signo político que no representa ni a la mitad de la población? Eso significa que la otra mitad, larga, está siendo desperdiciada y es precisamente la que se podría mostrar más crítica con estos incompetentes. (A lo mejor es por eso por lo que hacen la vida imposible dentro de la Institución a toda opinión discordante) Un saludo.

  6. Mig 31 octubre, 2015 at 22:05 Responder

    Obviamente es la meritocracia al revés. Arriba están los más pelotas y los más mediocres, con contadas excepciones. Ideologías aparte, hemos tenido unos presidentes del gobieno y unos ministros de Defensa (incluídos los del PSOE) francamente indignos desdde siempre pero lo de Trillo/ Aznar y Morenés/Rajoy es vomitivo.

    Abrazos a las familias.

  7. Miguel Bosch 31 octubre, 2015 at 20:55 Responder

    Mi más sincero pésame desde el dolor y la comprensión. Su indignación la compartimos todos los españoles que no pertenecemos a ninguna organización criminal ni dependemos de la dedocracia de este régimen podrido.

  8. Prsiciliano 31 octubre, 2015 at 19:28 Responder

    Yo he sufrido veinte años acoso en mi persona y en mi familia, en el ET. Ya estoy jubilado. Cuando me cruzo con esta gentualla, en las calles, me dan náuseas: xenofobia, endogamia, nepotismo, malversación de caudales, falsedad en documentos y en exámenes de acceso a la función pública….¡Hay para escribir el libro gordo de Petete!

  9. Prisciliano 31 octubre, 2015 at 19:24 Responder

    Todo el sistema está diseñado para encumbrar a los mas pelotas y rastreros, para que suban los mas brutos; toda España apesta a podrido. Que lo diga Zaida Cantera y el Teniente del Oro Pulido o Garzón o Elpidio Silva. Esto funciona de milagro. ¿Como administra el ejército el dineral que recibe cada año?- Podemos está limpio; apoyémoslo y veamos; peor no nos puede ir. Y si falla: ¡Puerta!

  10. Rawlin 31 octubre, 2015 at 18:23 Responder

    Esto es lo que pasa cuando un País es gobernado por un clan mafioso ,hay que tener muchas agallas de pescado como para jugarte la vida en un ejército como este tan falto de recursos, al igual que en educación y sanidad que son los pilares que son lo que sujetan en lo alto un País . DEP.

  11. mozote 31 octubre, 2015 at 15:21 Responder

    Efectivamente, Sr. Ruiz, Usted ha sufrido en sus carnes, con la perdida de su hijo, la mediocridad de Morenés y los pelotas de mandos que le “asisten” cada día.
    Recuerde que estos mismos políticos, con Trillo a la cabeza de Defensa y con mandos militares indudablemente muy pelotas en 2003, obligaron a embarcar en el avión-ataud YAK42 a 62 militares españoles muriendo todos ellos y, con el dantesco, cobarde y criminal comportamiento posterior de estos responsables, con Aznar a la cabeza, que a todos los muertos y sus familias, los humillaron e insultaron hasta la saciedad.
    No espere nada de estos canallas del PP.

Post a new comment