Honras fúnebres por la muerte de los militares del SAR José Morales Rodríguez, Saúl López Quesada y Jhonander Ojeda Alemán. Base Aérea de Gando. 1 de noviembre de 2015

Morenés: “Hasta que los expertos nos digan no sabremos qué pasó en el helicóptero del SAR”

Share this post

El ministro de Defensa apunta que pudo producirse “una incidencia técnica” al tratarse de un vuelo de tránsito sin dificultad

 

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, cree que “una incidencia técnica” pudo provocar el accidente del helicóptero del SAR que se estrelló en el mar el jueves 22 de octubre con un balance de tres militares fallecidos, pero subraya que es necesario esperar al examen del aparato por parte de los especialistas para determinar las causas. “Hacía un vuelo de tránsito que no exige un esfuerzo especial y eso nos hace pensar en alguna incidencia técnica, pero no lo podremos saber hasta que los expertos nos digan qué puede haber fallado”.

Morenés explicó este jueves en Onda Cero que el helicóptero cayó y se partió en tres pedazos cuando realizaba un vuelo de tránsito desde Mauritania hacia Gran Canaria. Los buques de la Armada que intervienen en la recuperación del helicóptero desde el fondo del mar, donde se hundió a unos 45 metros de profundidad, han rescatado ya uno de los fragmentos y mantienen sujetos los otros dos trozos para evitar su pérdida, porque “ha habido muy mala mar”. Esta fractura hace necesario un triple izado para sacar a la superficie la gran estructura del helicóptero, aunque se intenta extraer además otras piezas dispersas que “son de interés para la investigación”, detalló Morenés.

A una pregunta sobre el estado del helicóptero antes del accidente, el segundo que sufre el escuadrón del SAR en Canarias con un total de 7 militares fallecidos, el titular de Defensa dijo que los Super Puma “son unos buenísimos helicópteros, tienen unos años, pero están a mitad de sus años de vida estructuralmente hablando y se someten a procesos de revisión importantísimos que los hacen quienes los van a volar. Entiendo que pueda haber una especial preocupación por este asunto, pero el jefe del estado mayor del Aire y los otros ejércitos saben que nadie va a volar si no van en condiciones. Son aparatos tecnológicamente muy avanzados, pero ocurren accidentes”.

Morenés hizo hincapié en la importancia de examinar cuidadosamente las causas de estos accidentes. El ministro cree que los dos siniestros mortales sucedidos el 19 de marzo de 2014 y el 22 de octubre pasado son diferentes. En el primero, se realizaba “una operación táctica que exigía mucho de los pilotos y del avión. Está todavía en fase judicial, hay unas periciales pedidas por su señoría, pero yo creo que en principio la operación del anterior accidente, de noche, volando raso, sin luna, pues es muy distinta” a la del segundo accidente, en que el Súper Puma volaba “de día a dos mil metros y en vuelo de tránsito. Eso nos hace pensar que las causas pueden ser distintas, pero no se puede prejuzgar ni quiero intervenir en la investigación del juez”.

El primer helicóptero se estrelló en el mar con un balance de cuatro fallecidos cuando realizaba una maniobra de entrenamiento nocturno. El Súper Puma cayó al mar segundos después de quedarse a oscuras por el fallo en el lanzamiento de una bengala de iluminación desde un avión de apoyo. El accidente le costó la vida al capitán Daniel Pena Valiño, los tenientes Carmen Ortega Cortez y Sebastián Ruiz Galván y el sargento Carlos Caramanzana Álvarez. En aquel accidente logró sobrevivir el sargento Jhonander Ojeda Alemán, que ahora ha perdido trágicamente la vida en este segundo accidente del SAR en 19 meses. Junto a él fallecieron los pilotos José Morales Rodríguez y Saúl López Quesada.

 

Share this post

1 comment

Add yours
  1. canarioenjaula 5 noviembre, 2015 at 17:42 Responder

    Sr. Morenés, ser ministro conlleva dar explicaciones con argumentos, para los que ha dado, no hacen falta tantas alforjas. Los familiares, en primer lugar, y los ciudadanos, que abonamos su sueldo, merecemos un respeto y no ese tipo de declaraciones propias, de una barra de bar o de una partida de cartas. Uds. siempre mirando para el otro lado en vez de implicarse, de lleno, en dar soluciones. Ya tenemos precedentes: el Yak 42 y el Excmo. Embajador Trillo, sí, aquel de la famosa expresión, (manda huevos). Efectivamente, manda, y muchos, con las respuestas dadas y que no aclaran nada, más bien oscurecen, aún más si cabe, la desaparición del Super Puma, en aguas de Canarias. O, más preciso, en el O. Atlántico. ¡Y Ud. sabe que no ha sido el primero! Dado el elevado presupuesto del Ministerio de Defensa, extraña, de sobremanera, que el helicóptero haya tardado tanto en localizarse, y que se tomaran por buenas las primeras informaciones. Con los medios tecnológicos, de hoy día, que ponen un misil en la misma nariz del enemigo, no entiendo cómo se pudo ser tan inocente y creérselas a pie juntillas. Las primeras horas fueron decisivas. Pero pasado el mal trago que ha supuesto la pérdida de tres seres humanos, mejor estaría calladito hasta que los técnicos se manifiesten de manera fiable. Desde marzo, del 2014, no se ha aclarado el anterior accidente y se nos sigue diciendo que son causas estructurales. Sepa que está en juego vidas humanas, antes que militares, y que éstos se deben sentir protegidos y seguros cada vez que se suben en cualquier aparato. Repito, con la asignación que tiene su departamento, asigne unos cuantos €s en beneficio de la seguridad. Todos los ciudadanos se lo agradeceremos. Ver más en blog: canarioenjaula.

Post a new comment