Nueva Canarias propone una tasa turística con un tope de 1,50 € para 5 estrellas

Share this post

Afirma que el tributo por alojamiento supone un gasto adicional “muy pequeño” para los viajeros

La propuesta de Nueva Canarias (NC) para que los turistas que pasan sus vacaciones en el Archipiélago abonen, al final de su estancia, un tributo por pernoctar en establecimientos turísticos, fija un tope de 1,50 € para los hoteles y apartamentos gran lujo 5 estrellas, 1 euro para los establecimientos con categoría de 4 estrellas, y 0,5 € para el resto. La couta tributaria se obtendría de multiplicar el número de estancias por el tipo de gravamen correspondiente según modalidad del establecimiento y estarían sujetos a este tributo hoteles, apartamentos, villas, estancias de turismo rural y cualquier otro establecimiento calificado dentro de las modalidades y categorías de establecimientos turísticos.

 El pasado lunes, el partido que lidera Román Rodríguez registró en el Parlamento regional, a través del grupo mixto, la proposición de ley para la creación de un impuesto sobre las estancias en establecimientos turísticos alojativos de Canarias, que consta de 17 artículos y 3 disposiciones finales. Entre otros aspectos, en la exposición de motivos se señala que el sector turístico es el único que tiene unos resultados económicos positivos en estos últimos años, “por lo que parece razonable que se le pida un esfuerzo”, que a su vez redundará, señala, en la mejora de su competitividad a medio plazo, y se recuerda que, en el año 2014, Canarias batió el récord de llegada de turistas, superando los 13 millones, y también el récord de facturación turística.

Según esta propuesta, la “grave situación” por la que atraviesan los recursos públicos de la Comunidad Autónoma Canaria, así como la insuficiencia de los recursos procedentes de la financiación estatal, “aconseja” el encontrar ingresos públicos adicionales con los que aumentar, de forma significativa, las inversiones públicas en renovación de los espacios turísticos, generando actividad económica y empleo.

Se indica que la Ley orgánica 8/1980 de 22 de septiembre sobre financiación de las comunidades autónomas recoge como principios básicos, en sus artículos 2 y 6, la posibilidad jurídica de establecer tributos propios y de disponer de medios suficientes para afrontar el ejercicio de las funciones que forman el ámbito de las propias competencias, y se recuerda que la comunidad canaria tiene atribuida estatutariamente competencia exclusiva respecto a diversas materias, entre las cuales se encuentra el turismo.

De acuerdo con ello, se propone la tasa turística como un impuesto propio de la comunidad canaria, cuya recaudación –que NC ha calculado entre 90 y 100 millones de euros al año- se dedicaría al fomento de la renovación de las infraestructuras turísticas públicas, a la mejora de la competitividad del destino y a la promoción turística de las Islas.

El tributo lo pagarían los visitantes por día de estancia en cualquier establecimiento turístico, y el tipo de gravamen varía según la categoría del negocio, “pero en cualquier caso”, se subraya en la proposición de ley, “supone un gasto adicional muy pequeño en relación al gasto medio diario de los turistas que visitan las Islas y no supondría retracción significativa de la demanda”, una opinión que no comparten empresarios de la hostelería, que han manifestado su rechazo a la proposición de ley a través de las patronales hoteleras.

Quedarían exentas de este tributo las estancias de los menores de 14 años y las estancias subvencionadas por programas sociales.

Share this post

No comments

Add yours