Once inuit llegan a Canarias desde Groenlandia para el rodaje de un documental

Share this post

Nunca han salido de Groenlandia y les espera una experiencia única en un territorio totalmente distinto al suyo

Once inuit groenlandeses de distintas edades pertenecientes al grupo Ammassalimmiut han llegado a las Islas Canarias para participar en el rodaje de un documental en el marco de un proyecto antropológico que permitirá observar las reacciones que estos habitantes de Groenlandia, un lugar con un clima extremo y permanentemente cubierto de hielo, experimentan durante su estancia en el Archipiélago. El grupo está compuesto por tres familias, en concreto 7 adultos y 4 niños.

‘La sonrisa del sol’, que estará dirigido por Guillermo Cascante, uno de los mejores especialistas en producción en tierras polares, pretende reflejar las reacciones y emociones de este grupo ancestral de cazadores del Ártico al enfrentarse a uno de los mayores desafíos de su vida. La película final tendrá una duración de aproximadamente 30 minutos y se trabaja en su difusión en TV y otros medios, señala la Viceconsejería de Turismo del Gobierno de Canarias, que ha decidido apoyar este proyecto al coincidir con su estrategia de marketing de contenidos.

Turismo presentó este viernes el rodaje del documental, en un acto que tuvo lugar en el Hotel Baobab de Meloneras, del sur de Gran Canaria, y que contó con la asistencia de Guillermo Cascante, realizador, algunos de los protagonistas de la película, además de la gerente de Promotur, María Méndez.

La expedición, que llegó este jueves al Archipiélago, tendrá como base Gran Canaria, y desde ahí harán excursiones a las otras islas. Este grupo de inuit, que por primera vez en su vida ha salido de su territorio, podrá vivir experiencias completamente alejadas de su cotidianidad y bajo un clima tan benévolo como el de este destino turístico. Los integrantes del grupo: cazadores, pescadores y sus familias, descubrirán situaciones inesperadas como sentir la arena de la playa, bañarse en el mar o tocar un árbol, gestos simples que para ellos supondrán toda una experiencia vital que será recogida en el documental.

Los once inuit, de edades comprendidas entre uno y 64 años, proceden de la población de Kulusuk, una aislada aldea de 300 habitantes situada en la región de Tunu, al este de Groenlandia. Allí viven bajo unas condiciones extremadamente difíciles y con unas costumbres que apenas han variado a lo largo del tiempo.

Como señala Francesc Bailón, único antropólogo español especializado en la cultura inuit que ahora mismo se encuentra en Groenlandia, “para ellos será una vivencia única y sin precedentes, pero también para nosotros será una experiencia reveladora. No sabemos cómo reaccionarán cuando vean por primera vez una palmera; qué pensarán cuando estén en una playa y puedan bañarse en el mar por primera vez en su vida; o cómo será su sonrisa cuando estos cazadores del hielo se tumben bajo el sol”.

Una de las familias que protagonizan el documental la componen Niels-Ole Utuaq, de 25 años, ex bombero del aeropuerto y cazador; y Helene Utuaq, de 30 años, y de profesión ama de casa. Ambos nacieron en Kulusuk y han llegado acompañados de sus hijos Augo Nathanielsen, de 8 años, y George Utuaq, de año y medio.

La segunda familia, cuyos componentes nacieron también en Kulusuk, la forman Justus Utuaq, de 28 años, bombero del aeropuerto y cazador. Su mujer, Charlotte Uitsatikitseq, tiene 23 años y trabaja en un jardín de infancias. Sus hijas, de año medio y un año, se llaman Ane-Jonna Utuaq e Inge-Marie. La tercera familia la componen Birthe Uitsatikitseq, de 45 años y ama de casa; Peter Uitsatikitseq, de 49 años, y pescador y cazador de profesión; además de Anda Kuitse, de 64 años. Los dos primeros nacieron en Sermiligaaq y el último en Kulusuk.

(Fotografías de la productora y de Turismo de Canarias)

Share this post

No comments

Add yours