Oramas defiende la continuidad de los dos observatorios de Aemet en Tenerife Norte

Share this post

La diputada advierte de los riesgos que supondría cerrar el observatorio de cabecera de pista

Fotografía: Estrella Muti (@estrellamuti)

El cierre de uno de los dos observatorios de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en el aeropuerto Tenerife Norte supondría un riesgo para la seguridad de la navegación aérea, indica la diputada Ana Oramas en una iniciativa registrada en el Congreso y en la que demanda al gobierno información acerca de la situación de la Oficina Meteorológica Aeronáutica (OMA) de dicho aeropuerto. Oramas pregunta al ejecutivo si piensa cerrar el observatorio de cabecera de pista y si tiene la intención de mantener la plantilla cubriendo las vacantes existentes o si por el contrario, indica, continuará reduciendo efectivos.

La diputada de Coalición Canaria (CC) señala que Aemet “sufre una drástica reducción de personal” que en los últimos dos años ha supuesto una disminución de 120 efectivos (10 %), manifestada con mayor crudeza en la Delegación Territorial de AEMET en Canarias, en donde de un total de 104 puestos de trabajo existen 18 vacantes, 11 de ellas sin ocupar, lo que representa el 11 % del total de plazas, “como consecuencia de una tasa de reposición cero y una escasísima oferta de empleo público sumado a las jubilaciones o traslados”.

Una de las unidades más afectadas por esta reducción de efectivos, afirma, es la OMA del aeropuerto de Tenerife Norte, donde la plantilla ha pasado de 9 a 6 observadores y donde se dispone de dos oficinas: una en cabecera de pista y otra en sala. Esta distribución se estableció así dadas las especiales condiciones meteorológicas del aeropuerto, habitualmente adversas al estar a la altura del alisio, lo que provoca frecuentes cambios de tiempo, con visibilidad reducida por nieblas y lluvias o lloviznas.

Oramas añade que, según repetidas respuestas a las preguntas que el sindicato CSIF en Aemet ha realizado en las mesas de negociación, la dirección de la agencia estatal “planea el cierre del observatorio en la cabecera de pista y la agrupación del personal observador en la oficina de sala”, cuyas condiciones para la observación “resultan imposibles al no verse las cabeceras de pista ni el entorno del aeropuerto, y en donde en numerosas ocasiones la niebla está sobre el bloque técnico (lugar donde se encuentra la oficina de sala) mientras que la pista tiene otras condiciones de visibilidad o viceversa”.

Por ello, afirma la diputada canaria, la información meteorológica que se suministraría a los usuarios aeronáuticos “podría verse seriamente afectada y suponer un potencial riesgo para la seguridad de la navegación aérea”.

 

Share this post

No comments

Add yours