Placa en homenaje de los militares fallecidos en marzo de 2014.

Rajoy sobre el accidente del SAR de 2014: “Me han dicho que no tiene nada que ver y que España está por debajo de la media”

Share this post

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aseguró este sábado en Gran Canaria que los accidentes con víctimas mortales sufridos por dos helicópteros del SAR en solo 19 meses en Canarias no guardan relación alguna entre ellos y que en todo caso España está estadísticamente por debajo de la OTAN y de otros países en accidentes de aeronaves militares. “Me han dicho que no tienen nada que ver y que España está por debajo de la media, pero el dato bueno será cuando no haya ningún accidente ni en España ni en ningún otro país”. Rajoy respondió así cuando un periodista le interrogó acerca de los dos helicópteros del escuadrón del SAR de Canarias que han caído al mar en año y medio, el primero el 19 de marzo de 2014 y el segundo, el pasado 22 de octubre de 2015, con un balance total de siete militares muertos. “Yo también lo he preguntado”, dijo Rajoy, que visitó hoy en la Base Aérea de Gando a las familias de los tres militares fallecidos en este segundo accidente. Poco después de la comparecencia del presidente del Gobierno, Defensa ha confirmado la recuperación del tercer y último cuerpo atrapado bajo el mar en el interior del helicóptero.

Rajoy puso hoy el acento en la necesidad de atender a las familias de los fallecidos y de dar aliento a los efectivos del Ejército del Aire y de la Armada que han trabajado desde el jueves en la operación de búsqueda y rescate del helicóptero siniestrado. “Les he dicho a los militares que tienen a los españoles detrás”. La operación de rescate de las tres víctimas se ha producido en condiciones “muy complejas”, más aún tras el empeoramiento súbito de las condiciones meteorológicas que se registran hoy en Canarias y su entorno, con marejada, lluvia y viento.

El jefe del Gobierno hizo hincapié en la necesidad de averiguar cuáles son las causas de este segundo accidente para adoptar medidas que contribuyan a prevenirlos. Y no quiso especular sobre las causas mientras el juez togado militar que instruye el caso no concluya su trabajo. “El juez pedirá los informes que él considere oportuno y conveniente”.

Sin embargo, y a pesar de que sobre este segundo caso pesa el secreto de sumario, bajo el que se ampara el Ministerio de Defensa para negar a los periodistas todo detalle acerca de lo ocurrido, Rajoy sí se apresuró a concluir que no existe ninguna conexión entre el accidente de marzo de 2014 y el que se produjo la pasada semana. “Me han dicho que no tiene nada que ver”, aseguró el presidente, cuando Defensa ni siquiera ha despejado las dudas sobre si la aeronave realizó un amerizaje de emergencia sin destrozo de la cabina, como apuntó el ministro Pedro Morenés en su primera comparecencia pública, o se estrelló violentamente contra el mar y acto seguido se hundió, como parece desprenderse del hecho de que los tres tripulantes que viajaban en el helicóptero fueran hallados en su interior.

Morenés llegó a indicar en su primera rueda de prensa que había indicios de que habían sido activadas manualmente algunas herramientas de alerta y socorro, como supuestas bengalas. Siete días después del accidente, los buzos de la Armada localizaron dentro de la cabina, hundida a 45 metros frente a la costa marroquí, los cuerpos de los tres tripulantes.

Lo que sí hizo este sábado Mariano Rajoy fue reiterar el agradecimiento de España y de los militares del Ejército del Aire, dijo, a Marruecos, por su colaboración en la operación de búsqueda y rescate del helicóptero y sus tripulantes. “Me han trasladado la necesidad de dar las gracias a los marroquíes. Nuestros militares se han sentido apoyados”, remató el presidente.

El Ministerio de Defensa interrumpió la búsqueda del helicóptero y sus ocupantes sobre las 21:30 horas del jueves 22 de octubre después de dar por buena la teoría marroquí de que habían sido rescatados y estaban a salvo en un pesquero que supuestamente iba a arribar a Dakhla a las 04:00 de la madrugada del viernes. El supuesto barco nunca llegó a puerto y España reanudó la búsqueda doce horas después de suspenderla sin cerciorarse de que los militares estaban vivos y a salvo. En ese ínterin, y de acuerdo con la secuencia horaria relatada por el ministro Morenés, el helicóptero se hundió en el mar y las familias tuvieron que esperar una semana hasta confirmar que los tres militares habían muerto, aparentemente en el mismo momento del accidente.

 

Share this post

1 comment

Add yours

Post a new comment