Singha: Siam Park estrena la montaña rusa acuática más veloz del mundo

Share this post

Una gran obra de ingeniería permite al parque acuático tinerfeño estrenar un gigantesco tobogán donde los usuarios descienden sobre el agua a una velocidad vertiginosa de 18 metros por segundo

Un itinerario de 240 metros de largo, curvas de alta velocidad donde el viajero experimenta una bajada sobre el agua a 18 metros por segundo, 14 cambios de niveles para disparar la adrenalina y curvas cerradas llenas de sorpresas: así es Singha, la nueva atracción presentada en el parque acuático Siam Park, en el Sur de Tenerife, que sus promotores califican como la montaña rusa acuática más veloz y espectacular del mundo. Integrada en la montaña y rodeada de vegetación, conforme a la temática general del parque, Singha es una complicada obra de ingeniería realizada por especialistas canadienses para que los usuarios experimenten una sensación sin precedentes de descender a alta velocidad por un gigantesco entramado de toboganes acuáticos.

El estreno de Singha se ha hecho coincidir con otro acto feliz para la compañía propietaria de Siam Park, el grupo Loro Parque: la recogida del premio de los usuarios de TripAdvisor que sitúan este parque acuático de Tenerife como el mejor del mundo y que también cataloga el propio Loro Parque, en la localidad tinerfeña de Puerto de la Cruz, como el mejor zoo de Europa y el segundo del mundo, tras el zoológico norteamericano de San Diego.

Singha es una gran estructura de toboganes enlazados donde los usuarios descienden en barcas de tres plazas, que en los tramos de subida avanzan a 6 metros por segundo y en bajada alcanzan la velocidad vertiginosa de 18 metros por segundo. Setenta especialistas participaron en el diseño y la ejecución de esta nueva atracción de Siam Park, que exigió “un inmenso movimiento de tierra” y “muchas horas de estudio, esfuerzo y dedicación”, subrayó este lunes la compañía Loro Parque.

Como es su costumbre, los promotores no dejan ni un solo milímetro a la improvisación. Todo está estudiado y encajado en la puesta en escena, incluido el nombre de la nueva montaña rusa acuática. La nueva atracción del parque acuático le debe su nombre al león Rajasi, “rey de las bestias míticas que, según cuenta la leyenda tailandesa, habita en el bosque del Himmapan y se representa como una magnífica criatura de majestuosas alas entre llamas”.

Los usuarios de Singha son elevados hacia la salida del tobogán por una cinta transportadora, para ganar velocidad y comodidad. Una vez allí, los aventureros se lanzan por el gran tobogán, lleno de túneles cubiertos, curvas y grandes cambios de altura, todo esto a gran velocidad. “Los enérgicos cambios de dirección y altura harán del tobogán una sorpresa de principio a fin”. Si quieres probarlo, puedes encontrarlo en el Sur de Tenerife.

Mira aquí el vídeo de Singha distribuido por el grupo Loro Parque.

Share this post

No comments

Add yours