“Sin supervivientes”: Swiftair confirma la peor hipótesis tras la caída del AH5017

Share this post

El centro de operaciones aéreas de Francia confirmó la localización del aparato despedazado, casi 24 horas después de que despegara con 110 pasajeros y  tripulantes a bordo, en la frontera entre Burkina Faso y Malí

“Sin supervivientes”. No por esperadas sonaron menos pavorosas las dos palabras con que Swiftair resumió este viernes el balance final de la desaparición del vuelo AH5017 que la compañía operaba para Air Algerie en la madrugada del jueves entre Burkina Faso y Argel y que acabó con el avión estrellado por causas desconocidas en una zona desértica en la frontera entre el país de donde despegó la nave y Malí. El primer hallazgo de restos metálicos del avión fue comunicado a Swiftair en la madrugada de este viernes por el centro de operaciones aéreas de Francia, cuyo Gobierno se hizo cargo de la búsqueda y desplegó todos los medios a su alcance para encontrar el avión en una zona de difícil acceso desde que tuvo constancia de que la mitad del pasaje era de nacionalidad francesa. El accidente del AH5017, que corona una semana trágica para la aviación civil en el mundo y cuyas causas son todavía un misterio, deja un catastrófico saldo de 116 vidas perdidas, entre ellas las de los seis tripulantes de nacionalidad española.

El centro nacional de operaciones aéreas de Francia confirmó durante la noche a la compañía Swiftair que los equipos de búsqueda habían localizado restos metálicos del avión MD83 desaparecido en la madrugada del jueves en la frontera entre Malí y Burkina Faso. El hallazgo se produjo en torno a las dos de la madrugada, hora española, casi 24 horas después de que el vuelo AH5017 despegara del aeropuerto de Burkina Faso con destino a Argel. La última comunicación pública de Swiftair no hace ningún tipo de comentario sobre las causas por las que se estrelló el avión en esta zona desértica del Sahara y todas las hipótesis siguen abiertas.

La noche había caído el jueves sin que la compañía española Swiftair hubiera podido saber ni aclarar dónde se encuentraba el MD83 que desapareció en la madrugada de este jueves al norte de Malí cuando hacía para Air Algerie el vuelo AH5017 con 110 pasajeros y 6 tripulantes a bordo. En su última comunicación del jueves, que firmaba su director de Relaciones Institucionales, Víctor Quiroga, Swiftair explicaba que a las 21:00 GMT de hoy los equipos internacionales de búsqueda seguían sin conocer el paradero del avión, que se creía estrellado en algún lugar al norte de Mali después de enfrentarse a una fuerte tormenta. Tras una jornada de incesantes especulaciones sobre el supuesto hallazgo de restos del avión, la última nota de Swiftair negaba que éstos hubieran sido encontrados y deslizaba además la posibilidad de que la búsqueda se suspendiera durante la noche. “No estamos en condiciones de responder a ninguna pregunta”, refleja la dramática nota, la tercera del día, de la compañía española, que se estrenó este mismo año en el transporte de pasajeros tras una larga trayectoria como aerolínea especializada en el transporte de carga. Pero la búsqueda no se detuvo y de hecho fue durante la madrugada de hoy cuando Francia confirmó el hallazgo de los restos entre Malí y Burkina Faso.

En su nota anterior, Swiftair no concretaba ninguna causa respecto a la desaparición del MD83, pero ya daba por hecho que el caso es “una tragedia”. El vuelo AH5017, con 2 pilotos y cuatro tripulantes de cabina españoles, despegó poco antes de las dos de la madrugada de Burkina Faso y 50 minutos realizó su última comunicación con los controladores aéreos. La prensa argelina apunta como hipótesis más probable que el avión se estrellara al norte de Malí en medio de una fuerte tormenta con viento y aparato eléctrico, una teoría compartida también por la prensa en Francia, de donde era originarios más de la mitad de los pasajeros. “Acompañamos a los afectados en su sentimiento ante tal tragedia”, señala Swiftair. También la asociación internacional de líneas aéreas, IATA (por sus siglas en inglés) expresó hoy que las noticias que tiene del vuelo AH5017 son “descorazonadoras” y señaló que “sus pensamientos y oraciones” están a bordo del AH5017 en otro día nefasto para la aviación civil, tras las sucesivas tragedias del MH17 de Malaysia Airlines derribado por un misil cerca de la frontera de Ucrania con Rusia y el accidente que sufrió un ATR de TransAsia que se estrelló hace dos días en Taiwan.

Swiftair, una compañía que nació en 1986 como aerolínea de carga y anunciaba en su web que este año iniciaba “actividad con dos aviones en operaciones de pasaje”, confirmaba a primera hora de este jueves la desaparición sobre el Sahara de un avión MD83, al mando del cual iban dos pilotos españoles. “El avión no ha llegado a su destino”, relataba en su primera nota Swiftair, que añadía como dato la pérdida de todo contacto con la aeronave.

La zona que sobrevolaba este avión es una área desértica en algunas de cuyas franjas es frecuente la concentración de integristas islámicos. Este hecho, unido a las misteriosas circunstancias en que se produjo la desaparición, disparó este jueves muchas especulaciones sobre lo que le ha ocurrido al vuelo AH5017. El primer ministro de Argelia calificó hoy de “misterioso incidente” la desaparición del aparato de matrícula española, pero no especuló con ninguna causa en relación con el hecho y sólo explicó que se mantiene en estrecho contacto con las autoridades de los países concernidos. Entre ellos está Francia, dado que, según los primeros datos, gran parte del pasaje del vuelo es de nacionalidad francesa. A las pocas horas de conocerse la desaparición del avión, también se supo que Francia había enviado dos aviones militares de combate Mirage a reconocer la zona donde presumiblemente habría caído la nave, al norte de Malí. A media tarde de este jueves, algunos medios daban ya por hecho que los pilotos militares habían conseguido divisar restos del avión siniestrado, noticia que sin embargo no era confirmada por la compañía propietaria. “Se sigue desconociendo el paradero del avión y el personal a bordo”, sostenía la compañía a las 17:00 GMT de este fatídico jueves.

La prensa argelina sostiene que el avión desapareció de los radares después de informar de problemas de visibilidad cuando volaba en medio de una fuerte tormenta, con fuertes vientos y gran aparato eléctrico, y cita un comunicado de Air Algerie según el cual la última comunicación con la aeronave se produjo 50 minutos después de su despegue y a unos 500 kilómetros de la frontera argelina. Medios de comunicación de todo el mundo especulan con la hipótesis de un derribo del avión en una zona altamente conflictiva, pero la prensa argelina apunta una caída accidental del aparato a causa de fuertes tormentas en la zona donde desapareció.

 

Share this post

No comments

Add yours