“Un turista chino no busca lo mismo que un alemán y en Marruecos estamos muy atentos”

Share this post

El ministro de Transportes del Reino alaui subraya en el I Foro Atlántico de Conectividad y Turismo en Tenerife que para su país es clave “estar a la escucha de las tendencias de los consumidores”

 

En  un entorno de crisis y de economías emergentes como la china o la rusa ganar turistas exige hacer “una búsqueda individualizada” en los mercados turísticos y estar atentos al cambio de comportamiento de los consumidores. “Un turista chino no busca lo mismo que un turista alemán. Las necesidades han cambiado y las fórmulas de captación, también. Nosotros estamos muy atentos a ese cambio de comportamiento y a las tendencias de los consumidores”. La reflexión la dejó este viernes sobre la mesa el ministro de Transportes de Marruecos, Mohamed Najib Boulif, que participó en la jornada inaugural en Tenerife del I Foro Atlántico de Conectividad y Turismo. Las delegaciones de Marruecos y Senegal se han convertido en la gran revelación del foro por el dinamismo de sus propuestas para adaptar ofertas e infraestructuras relacionadas tanto con la aviación como con el turismo a los acelerados cambios de los escenarios económicos y los mercados emisores de turistas.

El ministro marroquí coincidió este viernes con el presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, en un panel sobre conectividad aérea como base para el desarrollo turístico. Y desde el primer minuto dejó muy claro que, en lo tocante a la oferta turística, su país concentra el esfuerzo en la búsqueda de nuevos mercados por la vía de anticiparse a los gustos del consumidor. Con la vista puesta en 2020, “hemos dividido el país en varias regiones para intentar ofrecer un producto en cada una de ellas. Tenemos tres mil kilómetros de costa y al mismo tiempo el turista puede en nuestro país hacer surf, practicar golf, ir a esquiar o visitar el Sahara”.

Pero la enorme diversidad del país no impide, según este miembro de su Gobierno, desarrollar estrategias de conectividad hacia el Este y hacia el Norte y buscar socios “con los que ofrecer paquetes turísticos que se complementen entre sí”. Una hipótesis que consideró perfectamente viable con Canarias. “Se ofrece un paquete doble y para el turismo el resultado es que en una semana ha visto dos países”.

No ocultó, en todo caso, los trastornos que ha ocasionado a su país la conflictividad y la mala imagen ligadas al integrismo islámico desde los atentados del 11 de septiembre de 2001. “Somos una país estable, pero el turista europeo tiende a colocar en el mismo saco a Egipto, Túnez, Turquía o Marruecos”, una factura que este país ha tratado de compensar con campañas internas de dinamización del turismo interior y el marketing entre sus propios nacionales.

(En la foto, de izquierda a derecha, Magueye Ndao, de Senegal; Carlos Alonso y Mohamed Boulif)

 

 

 

 

 

 

 

Share this post

No comments

Add yours