Una plataforma cajonera junto futuro al acuario de Las Palmas

Share this post

Ventanales, terrazas y paseo con magníficas vistas… a una plataforma cajonera desplazada dentro del Puerto de la Luz para hacer sitio a su vez a otra plataforma petrolífera. Así ha quedado el istmo de Santa Catalina, en pleno corazón turístico de Las Palmas de Gran Canaria, tras el atraque de una gigantesca plataforma cajonera a pocos metros de donde actualmente se construye el acuario Poema del Mar en la capital grancanaria. El mamotreto metálico está ‘aparcado’ a menos de 200 metros lineales del edificio Woermann y del no menos emblemático hotel Cristina. Visualmente, la plataforma engulle el edifico Woermann prácticamente completo si se divisa desde el otro lado del Puerto de La Luz y está situada en el mismo punto en que se proyecta la construcción de una pasarela para conectar el futuro acuario con el Mercado de La Isleta.

Operarios, grúas y vehículos de obra merodeaban este soleado miércoles junto a la plataforma, cuya presencia no pasó desapercibida para usuarios de las redes sociales que comenzaron a denunciar con fotos en Twitter lo que consideran un atropello a la imagen turística de la ciudad y una presencia inquietante por su proximidad a las viviendas.

Imagen de Twitter.

 

 

Usualmente, las plataformas petrolíferas que se desplazan al Puerto de la Luz para operaciones de avituallamiento o mantenimiento permanecen ‘estacionadas’ en la línea portuaria más alejada del litoral o en el mar, frente a la salida sur de Las Palmas de Gran Canaria. Incluso cuando se encuentran a distancia, la presencia de las plataformas en el cono Sur han generado protestas de ciudadanos por los ruidos que generan y que son perceptibles desde sus viviendas durante la noche.

En este caso, la plataforma cajonera se ha situado junto al futuro acuario para dejarle hueco a otra plataforma petrolífera que ocupará su lugar en el muelle Reina Sofía, confirmó a esta web el presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Luis Ibarra.

La plataforma provoca un gran impacto visual sobre el corazón mismo del istmo, muy cerca del parque de Santa Catalina, el muelle de cruceros, dos grandes hoteles turísticos, el AC y el Cristina, y el edificio Woermann, cuya silueta ‘devora’. Se calcula que permanecerá en este lugar alrededor de un mes.

Share this post

No comments

Add yours