USCA reclama poner fin al conflicto laboral que viven los controladores desde hace 5 años

Share this post

Aborda los problemas que preocupan al colectivo en el congreso nacional que celebra en Palma de Mallorca

La situación que ha vivido el colectivo de los controladores aéreos en los últimos 5 años a causa del conflicto laboral, el cierre del espacio aéreo ordenado por AENA en diciembre de 2010, y la posterior apertura de causas judiciales contra estos profesionales, de los cuales solo dos quedan abiertas, fue uno de los temas expuestos en la apertura del XXVII Congreso que celebra esta semana, en Palma de Mallorca, la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA).

Un foro en el que se analizará también la evolución de las negociaciones del tercer convenio colectivo, que sustituirá al laudo de Manuel Pimentel, las deficiencias en formación y el acceso a la profesión, así como la próxima contratación de nuevos controladores lanzada por Enaire, informa el sindicato.

De la situación de los controladores se hizo eco el director general de Puertos y Aeropuertos del Gobierno balear, Antonio Deudero, durante la inauguración del congreso. Reconoció que los últimos años han sido “duros y conflictivos para los controladores” y manifestó que “se han tomado decisiones no muy ajustadas al trabajo que realizan” estos profesionales, a los que agradeció su trabajo para lograr que “se registren cifras récord de tráfico aéreo sin incidencias”.

A este respecto, el presidente de USCA, Miguel Ángel Serra, expresó la necesidad de superar los problemas que los controladores aéreos arrastran desde hace 5 años para poder contar con “la cooperación y el entendimiento de la sociedad y de las instituciones” para que los controladores puedan realizar su trabajo con normalidad y contribuir, como hasta ahora, al buen desarrollo del tráfico aéreo con la seguridad que este requiere.

Además, USCA informa de que la secretaria de comunicación, Susana Romero, y la portavoz del sindicato en Baleares, Mara Riosalido, explicaron en rueda de prensa la situación judicial en Baleares. Así, recordaron que 20 juzgados españoles han cerrados las causas abiertas contra los controladores por el cierre del espacio aéreo en 2010 y en la actualidad permanecen abiertos dos procesos penales en Baleares y Madrid. Además, manifestaron su confianza en que se cierren también y se determine la responsabilidad de AENA.

“Aparte de resarcir nuestro honor, nos gustaría que los verdaderos responsables del cierre reconocieran que fueron ellos y que explicaran porqué lo hicieron”, destacó Romero. Además, criticó la “deficiente” formación continua que reciben los controladores, y mencionó también la reciente convocatoria de  contratación de 45 nuevos controladores por parte de Eanire.

“Hasta el 2006, AENA iba sacando convocatorias para cubrir las plazas vacantes. Superada una serie de  pruebas, AENA formaba a los aspirantes a controladores durante 18 meses mediante un sistema de becas”, señaló Romero. “En la actualidad, la formación exigida para acceder a las 45 plazas ofertadas tiene que ser costeada por cada aspirante por un importe de unos 75.000 euros. Esta formación previa no implica contratación posterior por parte de Enaire”, explicó. A juicio de USCA, esto “vulnera el principio de igualdad que establece la Constitución y establece un filtro que sólo pueden pasar los que se puedan costear la formación previa”, apostilló.

 

 

 

Share this post

No comments

Add yours