USCA y Enaire mantienen discrepancias sobre los servicios mínimos

Share this post

El sindicato propone los mismos que Fomento estableció en las huelgas generales de 2010 y 2012

A solo cinco días de la fecha prevista por los controladores para iniciar 4 jornadas de paro aún no hay acuerdo entre el comité de huelga y Enaire. La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) y Enaire mantienen grandes discrepancias sobre los servicios mínimos que han de aplicarse y mantienen posturas muy distantes sobre los motivos que llevaron a los controladores a convocar la protesta sindical.

El sindicato ha propuesto los mismos servicios mínimos que el Ministerio de Fomento estableció para el transporte aéreo en las huelgas generales de 2010 y 2012, que en el caso concreto de Canarias supondría mantener el 50 por ciento de los vuelos de ida y vuelta programados por compañía en las rutas interinsulares, y en las rutas entre el Archipiélago y la Península. Este porcentaje se justificó en su momento por la singularidad geográfica de las Islas. Para los vuelos intrapeninsulares se estableció el 10 % y en este porcentaje se tuvo en cuenta la existencia de conexiones terrestres como alternativa. Para los vuelos con conexiones europeas se fijó el 20 %; y el 40 % para el resto de vuelos internacionales.

La asamblea nacional de USCA acordó convocar cuatro jornadas de paros parciales los días 8, 10, 12 y 14 de junio para expresar su rechazo a la decisión de Enaire de sancionar a 61 controladores aéreos por el cierre del espacio aéreo en diciembre de 2010. Los paros se realizarán entre las 10:00 y las 12:00 de la mañana y las 18:00 y las 20:00 horas de la tarde

Además, con estas medidas sindicales, USCA demanda también la readmisión del controlador del ACC de Santiago de Compostela, Marco Antonio Enríquez, despedido por AENA por los sucesos de 2010, que, según auto judicial, “están basados en hechos irreales”. El sindicato considera “inadmisible” que  Enaire siga negándose a readmitir al controlador despedido hace ya 4 años, una vez que los tribunales penales han desmontado los argumentos en que la empresa fundamentaba su decisión de despedirlo.

También considera incomprensible la decisión de Enaire de sancionar a 61 controladores aéreos del Centro de Control de Barcelona por el cierre del espacio aéreo los días 3 y 4 de diciembre de 2010, ya que las diligencias judiciales llevadas a cabo en 20 juzgados de toda España han concluido de forma contundente que no existió desobediencia ni abandono por parte de los controladores en los acontecimientos juzgados.

Entre estas sentencias destaca la de la Audiencia Provincial de A Coruña del pasado diciembre que confirmaba el sobreseimiento y archivo de la causa contra los controladores de Santiago de Compostela. Este auto ratificaba el de archivo del juez Vázquez Taín, el 8 de enero de 2014, que desmontaba el argumento de AENA cuando afirmó que en Santiago se inició una rebelión que, posteriormente, se extendió al resto de las dependencias de control españolas. El auto de Vázquez Taín confirmaba lo que USCA ha defendido desde el primer momento, al asegurar el juez que “el espacio aéreo no se cerró por falta de controladores, sino por una decisión de AENA que impone en Rate 0”.

USCA recuerda que, en estos momentos, sólo continúan en trámite las diligencias previas seguidas en los juzgados de Madrid y Palma de Mallorca, que el sindicato confía en que arrojarán el mismo resultado que en el resto de juzgados de España, que han rechazado la responsabilidad penal de los controladores aéreos, incluidos los de Barcelona, por los mismos hechos por los que, ahora, Enaire sanciona.

 

 

 

Share this post

No comments

Add yours